Connect with us

Crónica

Atardecer flamenco en el Festival TerraCeo con Kiko Veneno

Published

on

kiko veneno

La esencia del sur llegó ayer a la terraza del Auditorio Mar de Vigo de la mano de Kiko Veneno, cuyo concierto acabó en fiesta.

Kiko Veneno hizo un repaso por su trayectoria musical, interpretando canciones de sus primeros discos y algunas de las que ha compuesto durante este confinamiento. Memphis Blues, Esperanza y Mi abanico de cristal fueron las primeras en sonar, todas de diferentes épocas. En Vidas paralelas pidió la colaboración del público. Así, indicó a los hombres que cantaran “Andrea y Eloy” y las mujeres “Eloy y Andrea”. Los asistentes siguieron al artista, que agradeció la participación y el momento “precioso” que se creó.

Kiko Veneno

Foto: Antía Lago

Además de las canciones de sus álbumes más clásicos, Kiko Veneno presentó dos temas que compuso durante el confinamiento. Hay gente explicó que está dedicada a todas las personas que trabajaron durante el estado de alarma poniendo en riesgo su salud y permitiendo a la ciudadanía continuar viviendo, aunque de una manera un poco extraña. Esto incluye tanto a los sanitarios como al personal de los supermercados y demás trabajadores esenciales. Muchas veces son los que tienen un empleo más precario y peor pagado” indicó Kiko Veneno. Días raros habla precisamente de esta época post-confinamiento en la que hemos tenido que adoptar medidas extraordinarias para evitar el contagio de la COVID-19.

También tuvo palabras sobre el entorno en el que estaba teniendo lugar el concierto. La terraza del Auditorio Mar de Vigo ofrece unas vistas únicas del atardecer sobre las Islas Cíes, aunque los que realmente disfrutan son los asistentes ya que el artista toca de espaldas. Es por ello que Kiko Veneno bromeaba y preguntaba al público cómo es el paisaje y si es bonito. Antes de despedirse confesó los “recuerdos formidables” que tiene de Vigo. “Siempre nos lo pasamos muy bien aquí. Hay sitios que son especiales” señalaba Kiko Veneno. Al fin de fiesta se sumaron Marcelo Dobode, Alejandra Montero y Andrea Montero con sus panderetas. Con Volando voy de Camarón de la Isla se puso fin a la cita. Algunas personas se dejaron llevar demasiado por la música y evadieron las normas de seguridad, bailando fuera de su silla y molestando a otros asistentes a pesar de las constantes advertencias.

Kiko Veneno

Foto: Antía Lago

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: