Connect with us

Arte

Manuel León Moreno: “Me ha gustado pintar desde que tengo uso de razón”

Published

on

Manuel León
Manuel León Moreno es un artista Sevillano que acaba de presentar su última exposición “ Historia de un silencio, algo parecido pasa en el arte” en el que fusiona paisajes paradisíacos y la evolución de la mujer en la historia.

ENTREVISTA:

P: ¿En qué época de su vida se dio cuenta de que quería ser artista?

R: A mí me ha gustado pintar desde que tengo uso de razón, lo primero que recuerdo que me marcó en mi infancia es un soldado que copie de Masaccio de “El sueño de Constantino”, yo tendría unos 6 o 7 años. Cuando decidí que quería ser pintor fue mucho más tarde, en el Bachillerato, gracias a un profesor que me habló de la carrera de Bellas artes y el veneno me ha durado hasta ahora mismo.

P: En su última exposición ”Historia de un silencio, algo parecido pasa en el arte” plasma la evolución del feminismo y multitud de paisajes, ¿en qué se inspira para hacer este tipo de obras?

R: Digamos que el máximo interés para mí lo tiene la propia pintura como lenguaje y forma de comunicación estética, los temas van apareciendo a medida que pasa el tiempo, en estos tres años de preparación de este proyecto he seguido reflexionando sobre cosas que para mí tienen interés y que enlazan con mi vida personal y el tiempo que me ha tocado vivir.

Nadie ahora mismo puede estar ajeno a que el feminismo está marcando nuestra sociedad y se ha sumado al interés por la Ecología, ambos vengo trabajándolos desde hace unos 10 años y se empezaron a transformar en mi obsesión con la Costilla de Adán (Monstera Deliciosa) una planta que me acompaña desde siempre y que va apareciendo y desapareciendo en mi obra como el Guadiana.

A mí me interesa cómo se desarrolla esta planta y pretendo hacer analogías con que en cierto sentido su espíritu es feminista y por su puesto ecológico pero digamos que realmente son “excusas” para pintar o una especie de pasaporte y billetes de avión para poder viajar a los lugares que me gustan.

P: Siendo natural de Sevilla, ¿qué aporta la Semana Santa de Sevilla en su vida? ¿Cómo lo hace para trasladarla a sus pinturas? Y como es normal, ¿macareno o trianero? 

R: Lo que más he echado de en falta este año por la suspensión de la Semana Santa es la mañana del Viernes Santo en la Calle Parras viendo El Sentencia y La Macarena así que creo que con eso te respondo. La Semana Santa está unida a mi infancia y juventud, conforma el inconsciente colectivo de mi ciudad o de mi pueblo, y de ella me ha interesado a nivel conceptual el personaje del Nazareno, ya lo he explicado muchas veces, siempre he pensado que el que realmente mira o ve desde el anonimato (voyeur) es el que hace la estación de penitencia, todo eso unido al despilfarro de belleza y tradición que rodea las procesiones hace que me llevase años intentando trasladar este concepto a mi obra.

P: Vemos muchos rincones de Sevilla en varios cuadros de usted, ¿qué lugar de Sevilla le inspira más a la hora de trabajar?

R: Me inspira la ciudad en el sentido de su tradición y la gente que ha vivido o vive en ella, y me interesa de una forma universal, supongo que si hubiera nacido en Cuenca o en Nueva York me lo plantearía desde ahí. Esta ciudad tiene un problema muy grande que a la vez es su mayor virtud y es que está hecha, es muy difícil cambiar en algo su realidad porque su historia es de mucho peso , es la suma de muchas culturas y algunas muy distintas entre ellas, eso hace que desde la impureza sea bellísima, tumbando todo lo que se da por sentado que debe de ser un estilo, hay poco espacio para mejorar o empeorar las cosas, eso puede ser un freno a la hora de adaptarse a nuevos lenguajes como puede ser el Arte o la investigación Sonora, digamos que la vanguardia tiene en Sevilla los pies de plomo, y realmente, después de andar peleándome con esto durante años, ahora mismo me parece el mejor sitio del mundo para vivir y formar una familia.

P: ¿Cómo cree que afectará la crisis del COVID-19 a su sector?

R: No lo sé, soy pintor no adivino. En cierto modo todos los economistas cuando hablan de estas cosas con una seriedad tremenda a mí me parecen pitonisas. Nadie sabe qué pasará igual que hace 4 meses nadie se imaginaba que esto podía pasar.

P: ¿Cómo se siente al que le definan como uno de los pintores con más proyección del momento? 

R: Haciendo oídos sordos a esos cantos de sirena, igual que no me afectaba trabajar 8 horas poniendo desayunos, cervezas y tapas y después de trabajar me metía en el estudio hasta las 2 o 3 de la mañana. El mercado del arte español no es lo suficientemente grande para poder mantener a la cantidad de artistas interesantes que hay en este país, eso es muy cruel y creo que el Estado debería de preocuparse pero a nivel personal nacer en Villanueva del Ariscal, un pueblo a 10 kilómetros de Sevilla y haber podido exponer mis cuadros por todo el mundo es para acostarse tranquilo, pero me temo que en ese sentido soy ambicioso y quiero que mi obra siga funcionando durante muchos años más, y poder seguir estudiando y aprendiendo hasta el día en que me falte la voluntad.

P: ¿Dónde podemos ver sus exposiciones? 

R: Ahora mismo en la Galería Javier López & Fer Francés en el barrio de Chamberí, calle General Arrando 40 de Madrid.

P: ¿Cuáles son sus próximos objetivos?

R: Poder seguir viviendo de lo que hago y no perder la fe en el ser humano, intentar dejarles a mis hijos un planeta lo más parecido al que yo heredé y poder pegarme un homenaje con la gente que quiero de vez en cuando.

P: Si alguien se quisiera dedicar al mundo de la pintura, ¿qué consejo le daría? 

R: Por supuesto que sí siente que tiene vocación la siga con todas sus fuerzas pero que tenga claro que la piscina está vacía y que es un mundo muy duro y por momentos desagradables, pero también saber que en el desarrollo de esta vocación se encuentra la felicidad.

P: Un pintor con el que se definiría o el cual eres seguidor y ¿por qué?

R: La lista sería tan larga que no acabaría hasta pasado mañana, admiro muchísimo a mis coetáneos, compañeros con los que comparto fatigas y alegrías, y me gusta mucho toda la Historia de la pintura, hoy hablando con un pintor que es historia viva de mi país, José María Yturralde, hemos disfrutado muchísimo charlando de Sorolla y de la envidia cochina que nos da. Y donde muero es en Goya, lo siento.

Periodismo en la Univesidad de Sevilla, también me puedes leerme en mi perfil de WordPress, elhuedo.wordpress.com. De Plasencia.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: