Cultura Literatura

El enigma de la habitación 622 de Joël Dicker

El nuevo trabajo del escritor mezcla la novela de suspense con un particular homenaje a su edito, convirtiéndose a sí mismo en protagonista.

  • Título: El enigma de la habitación 622
  • Autor (es): Joël Dicker
  • Traductor: María Teresa Gallego Urrutia / Amaya García Gallego
  • Sello: ALFAGUARA
  • Fecha publicación: 06/2020
  • Formato, páginas: Tapa blanda con solapas, 624
  • Temáticas: Novela literaria, Novela negra y thriller
  • Colección: Literaturas
  • Edad recomendada: Adultos

SINOPSIS

Una noche de diciembre, un cadáver yace en el suelo de la habitación 622 del Palace de Verbier, un hotel de lujo en los Alpes suizos. La investigación policial no llegará nunca a término y el paso del tiempo hará que muchos olviden lo sucedido. Años más tarde, el escritor Joël Dicker llega a ese mismo hotel para recuperarse de una ruptura sentimental. No se imagina que terminará investigando el viejo crimen, y no lo hará solo: Scarlett, la bella huésped y aspirante a novelista de la habitación contigua, lo acompañará en la búsqueda mientras intenta aprender también las claves para escribir un buen libro.

¿Qué sucedió aquella noche en el Palace de Verbier? Es la gran pregunta de este thriller diabólico, construido con la precisión de un reloj suizo. Joël Dicker nos lleva finalmente a su país natal para narrarnos una investigación policial en la que se mezclan un triángulo amoroso, juegos de poder, traiciones y envidias en una Suiza no tan tranquila, donde la verdad es muy distinta a todo lo que hayamos imaginado.

RESEÑA

Hace ya la friolera de ocho años que, tras leer El caso de Harry Quebert, Joel Dicker se convirtió en uno de mis escritores de referencia en novela negra. Cada vez que saca un nuevo libro, se convierte en una de mis lecturas de cabecera del verano.

Este 2020, Dicker no solo tiene nueva publicación y lanzamiento en plena pandemia, sino que además el escritor es también uno de los protagonistas y rinde un particular homenaje a su editor Bernard de Fallois fallecido en el 2018.

Una vez más el escritor nos trae una novela plagada de intriga, saltos cronológicos y personajes que dejan huella. En esta nueva historia, Joel se aloja en un lujoso hotel de los Alpes suizos. Junto a Scarlet, la huésped de la habitación contigua, harán de detectives para descubrir qué misterio encierra la habitación 622. Un crimen sin resolver que trajo de cabeza al mundo de la banca y a la más alta sociedad suiza.

Uno de los aspectos que más me ha conquistado siempre de Dicker es su forma de escribir, sencilla, pero a la vez elegante y con numerosas referencias qué hacen que su lectura me parezca estudiada, pero nada pesada. Es sorprendente como el autor es capaz de hacer qué te leas más de 600 páginas en un par de tardes.

La novela está contada en varias líneas temporales, en la que se alternan dos tipos de capítulos.

Por un lado, los que cuentan todo lo relacionado con el caso la habitación, en los que el lector va descubriendo poco a poco, junto a Joel y Scarlet, lo qué sucedió en el hotel. En esta parte, conoceremos a numerosos personajes que de alguna manera guardan relación con la historia del Palace de Verbier, entre los que destaca el trío de protagonistas Lev, Anastasia y Macaire. Tres personajes fuertes, de marcado carácter que esconden secretos, ambiciones y caras ocultas. Sin duda, esta es la parte que más me ha gustado. Los giros, los engaños en la trama han hecho que en numerosas ocasiones me equivocara totalmente en el desenlace de la historia. Si es cierto, que hay ciertos pasajes que me han parecido un poco inverosímiles en cuanto a la vida de Lev, pero no os cuento mas, descubridlo vosotros mismos.

Y por el otro, los capítulos que tienen al autor y a su vecina como protagonistas. En esta parte, rinde homenaje a su editor, plasmando la relación tan estrecha y especial que mantenía con el mismo. Además, Dicker nos cuenta pinceladas de su vida personal, de cómo llego a ser quien es hoy en día, como cambio su vida como un escritor y su relación con el mundo editorial.  Me ha gustado como plasma en estas páginas lo que siente un escritor a la hora de escribir una novela, el proceso de documentación e incluso el sacrificio, la pérdida de sí mismo debido a la gran cantidad de horas que tiene que dedicar para poder sacar un libro y contarnos una historia.

Aun así, esta parte es la que puede desenganchar un poco al lector debido a qué se hace un poco más pesada y hace que desconectes de la trama principal del libro, que no olvidemos que es una novela de misterio. A mí sí me han gustado, creo que es una forma de conocer un poco más al autor y de saber que siente durante el transcurso de escritura de un nuevo trabajo.

Ginebra y los pueblos suizos se convierten en un personaje más de la novela, describiendo sus calles, sus comercios y restaurantes, incluso las comidas y bebidas que a él más le gustan, y nos hace conocerlos a través de los protagonistas. Además, Suiza y más en concreto Ginebra son uno de los enclaves más importantes a nivel financiero mundial, por lo que Dicker sitúa parte de la trama en torno a la vida de un gran banco.

Sí es cierto, que los numerosos saltos en el tiempo a la hora de contar la historia pueden que haga que pierdas un poco el hilo, y a mí en particular en algunos momentos me ha parecido un poco enrevesado. Creo recordar que nos tuve esta sensación con sus anteriores trabajos, pero en esta para mi gusto ha abusado de este estilo, característico en cierto modo del autor, pudiendo hacer que algunos lectores se sientan en algunos momentos perdidos.

Si tengo que poner un “pero” es que para mí la novela es demasiado extensa. La historia podría haberse contado en un numero bastante menor de capítulos y hubiese tenido el mismo desenlace. Es más, creo que la excesiva extensión a la hora de contarnos la historia, ha hecho flaco favor al desarrollo de la trama principal y es que me voy con la sensación de que una vez terminada la lectura y resuelto el misterio, me la han colado por algunos lados.

En definitiva, sin ser su primer trabajo que tanto me fascino, Joel Dicker nos trae una vez más una buena novela, con su estilo característico y esa forma de escribir que me encanta. Me ha hecho pasar un rato muy agradable, consiguiendo que me acostará cada día con ganas de más. Si eres fan del escritor y te gustan las novelas de suspense con trama elaborada, te gustará.

NOTA: 4/5

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: