Connect with us

Arte

La consolidación artística de Sara Jotabé: “Diario de una vida de mierda”

Reseñamos Diario de una vida de mierda, la nueva obra de Sara Jotabé editada por Letrablanka, en la que la joven zaragozana se consolida como autora

Hace apenas unas semanas, Letrablanka anunció por sorpresa que en el pasado Salón del Cómic de Zaragoza (15-17 de diciembre de 2017) se pondría a la venta en primicia lo nuevo de Sara Jotabé, Diario de una vida de mierda, que llegó a finales de año a librerías.

Hace poco tuvimos ocasión de hablar de Pajas mentales, la ópera prima de la zaragozana. Con este nuevo título, Sara Jotabé sorprende dando un salto cualitativo considerable con respecto a su obra anterior.

Diario de una vida de mierda recoge todos los rasgos estilísticos que ya estaban presentes en Pajas mentales, los estructura y los presenta a través de una línea argumental clara y sin digresiones.

Recuperando a su álter ego peliazul, Sara Jotabé crea una obra de carácter autobiográfico en la que, con grandes dosis de humor, hace frente a una crisis no tan conocida como la de la mediana edad, pero igual de significativa y universal: la crisis de la entrada en la adultez. Esa frontera difusa en la que uno debe ya enfrentarse a los retos de una vida adulta, aunque probablemente no se sienta preparado para ello ni sepa por dónde empezar.

Así, Sara nos presenta sus propios retos (apuntarse al gimnasio, encontrar trabajo, independizarse, volver a encontrar trabajo, lidiar con los primeros matrimonios de sus amigas…) mientras trata de sobrevivir a la vorágine en la que se ha convertido su vida.

En este periplo, no faltarán los episodios cargados de vergüenza ajena y humor (a veces, escatológico y rozando lo excesivo) que irán conformando ese paso a la madurez del personaje de Sara. Y esto ocurrirá como pasa en la vida real, casi sin darse cuenta.

La historia comienza antes del nacimiento, en esa zona de confort que es el útero materno. De repente, el nacimiento, unos plácidos primeros años que pasan como un suspiro… y el punto de inflexión: tienes que buscar trabajo, salir al mundo. Entonces, acompañamos a Sara y sus preocupaciones a través de una serie de vaivenes (algunos realmente rocambolescos) que, poco a poco, la hacen madurar sin que ni ella ni los lectores seamos conscientes. Como todo viaje, llega a su fin con un guiño, precisamente, a la publicación de Diario de una vida de mierda, dándole una nueva pátina de veracidad al relato.

Sara Jotabé demuestra que mantiene su humor habitual y la frescura con la que sorprendió en Pajas mentales, pero incorporando muestras de su propia madurez artística: una mejor estructuración, que comienza por tener un argumento ordenado y una división por capítulos, en los que se incluyen páginas de este diario que le da título. En este sentido, se trata de una obra más compleja que la primera, con una mayor elaboración y planificación previa.

Diario de una vida de mierda se lee en un suspiro, gracias a la agilidad que Sara Jotabé imprime a sus páginas. El particular estilo gráfico de la autora, con formas muy simplificadas en las que prima la expresividad corporal sobre el realismo, contribuye enormemente a este efecto.

Letrablanka demuestra su apuesta por Sara Jotabé con una cuidadísima edición, la primera en tapa dura de la editorial, que le da una prestancia acorde con este salto cualitativo. Aun así, realizan un gran esfuerzo para que el precio apenas se incremente respecto a la obra anterior, quedando un resultado final muy asequible, el regalo perfecto para incluir en la carta a los Reyes Magos.

Doctora en Historia del Arte. Divulgadora cultural. Miembro de la Asociación de Críticos y Divulgadores de Cómic. Autora del libro "Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón".

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Arte

A %d blogueros les gusta esto: