Inicio Críticas La vuelta de la Marea Amarilla

La vuelta de la Marea Amarilla

0
Altagracia (Adriana Paz) y Sandoval (Ramiro Blas) en el episodio 4x01 de "Vis a Vis" / Fuente: Twitter oficial de FOX España (@foxtves)

Ayer a las 22:00h comenzó en FOX la cuarta temporada de Vis a Vis, que contará, de nuevo, con ocho episodios de 50 minutos

Sandoval se ha convertido en el director de Cruz del Norte. Al odio que tenía hacia las presas se le une la venganza de Saray que vimos en la temporada anterior, algo que no ha pasado nada desapercibido en la cárcel. La “Barbie” ha decidido dar caña a las chicas, pero de una forma diferente a la que estamos acostumbrados (al menos en este primer episodio).

Poco a poco, vemos la vuelta de cada personaje a la prisión. Altagracia, Saray y Zulema muestran su carácter rebelde en este comienzo de temporada a modo de “presentación”, pues solo surge un nuevo personaje que parece que será relevante. Este capítulo no muestra nada que no hayamos visto ya: presas rebeldes, presas más temerosas, quiénes mandan y quiénes son odiadas, y un alto cargo que puede llegar al nivel de ellas.

Nada destaca en este comienzo, pues mantienen el nivel al que el público está acostumbrado. Ningún juego de cámara especial, ninguna actuación que sobresalga respecto a la temporada anterior, ni un giro en el guion que no se pueda ver venir conociendo ya a los personajes. Incluso Mercedes continúa con su evolución, muy parecida a la de Maca, haciéndose la dura para que no se la coman en Cruz del Norte.

Cabe destacar la ausencia de las chinas, ese grupo que prometía mucho juego en la temporada anterior pero fue desapareciendo durante el desarrollo, con escasas apariciones en momentos concretos. Además, aún no ha aparecido Maca, el personaje de Maggie Civantos, quien fue muy reclamada por los fans de la serie y su vuelta fue la noticia bomba para esta temporada; ni siquiera se ha dejado ver en el avance del próximo episodio.

Por tanto, si te gusta cómo ha ido la serie hasta ahora, este nuevo comienzo no te va a defraudar, pero tampoco impresionar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.