Inicio Cultura Arte “El niño brujo”: ser quien quieras ser

“El niño brujo”: ser quien quieras ser

0
Fuente: Harper Collins

Reseñamos El niño brujo, el cómic de Molly Knox Ostertag que ha publicado en España Harper Kids

La editorial Harper Collins Ibérica está poniendo en valor y reforzando considerablemente su línea de literatura infantil, y dentro del sello Harper Kids, el cómic infantil. Uno de los mejores ejemplos de ello, por varias razones, es El niño brujo, de Molly Knox Ostertag.

Molly Ostertag es una joven autora que, a pesar de su edad, ha conquistado ya varios éxitos, comenzando por su webcómic Strong Female Protagonist, que lleva publicándose desde 2012. A pesar de ello, El niño brujo es su primera obra en solitario, y Ostertag demuestra un gran talento a la hora de afrontarla.

El niño brujo es una historia dirigida especialmente a niños de entre seis y doce años, aunque se trata de un título apto y disfrutable por todos los públicos. Cuenta la historia de Aster, un niño de una familia un tanto peculiar, en la que las niñas reciben educación mágica, mientras que los niños aprenden a transformarse en animales. Sin embargo, la vocación de Aster es la hechicería, y está dispuesto a aprenderla por su cuenta, aunque eso pueda traerles problemas con su familia.

Bajo esta premisa, Ostertag desarrolla una historia de amor familiar, amistad y reafirmación en uno mismo ante los prejuicios impuestos por la sociedad. Constituye una gran lección vital, aunque la principal eficacia a la hora de transmitir estas enseñanzas es que trata a su lector más joven de tú a tú, con toda la madurez posible. La moraleja en ningún caso está por encima de la historia, que posee una narración ágil acompañada de un estilo visual de cartoon realista.

El niño brujo forma parte de una nueva oleada de obras realizadas en muchos casos por artistas jóvenes, en su mayoría mujeres, que defienden nuevos modelos de comportamiento alejados de los estereotipos habituales acerca de niños y niñas y que transmiten ante todo un mensaje de integración, de tolerancia y de positividad.

En definitiva, El niño brujo es un título imprescindible para niños y de gran interés para mayores, ya que todos disfrutarán por igual de su lectura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.