Inicio Cultura Cine ‘El cocinero de los últimos deseos’: receta perfecta para una historia intrigante

‘El cocinero de los últimos deseos’: receta perfecta para una historia intrigante

0
Imagen de la película (A Contracorriente films)

Este verano llega a nuestras pantallas El cocinero de los últimos deseos, del japonés Yôjirô Takita. Un film que, a través de la cocina, nos presenta una trama de traiciones, revelaciones y de reencuentro con el pasado.

Mitsuru Sasaki es un hábil cocinero, pero perfeccionista en extremo, hasta el punto de que su restaurante quiebra, lo que le deja con un sinfín de deudas. Decidido a ganar el dinero para pagarlas, Mitsuru hace uso de su habilidad más especial: es capaz de recrear con exactitud cualquier plato que haya probado.

Un día, recibe un extraño encargo. A cambio de una fortuna, debe recuperar un recetario del que nadie parece haber oído hablar. Mitsuru se embarca así en una investigación que le llevará a conocer la figura del autor de estas recetas, el ya fallecido Naotaro Yamagata, así como toda su historia.

Cartel de la película (A Contracorriente films)

Ficha técnica

  • Título: Kirin no shita no kioku
  • Dirección: Yōjirō Takita
  • Producción: Pipeline
  • Guion: Tamio Hayashi (basado en la novela de Keiichi Tanaka)
  • Reparto: Kazunari Ninomiya, Gou Ayano, Yoshi Oida, Hidetoshi Nishijima, Aoi Miyazaki, Daigo Nishihata, Yutaka Takenouchi…
  • Género: Drama culinario
  • Duración: 125″
  • Estreno en España: 23 de agosto de 2019

La película

La trama se sirve de flashbacks de tal forma que asistimos en paralelo a la historia de Mitsuru y a la de Yamagata, el cocinero cuyo recetario busca el primero. Por tanto, nos ubicamos en distintas épocas, desde la actual a la de la ocupación japonesa de Manchuria en los años 30, pasando por la guerra posterior. La historia está plagada de secretos que incluso incumben a Mitsuru, y que van siendo revelados sin prisa, hasta el punto de que en cierto momento es fácil predecir la sorpresa final.

Hay algunos detalles de la historia poco creíbles; personalmente, me chirría el motivo por el que Mitsuru recibe ese encargo inicial, aunque en la película se justifique, resulta bastante forzado. No obstante, la historia engancha y los personajes están bien construídos. Su evolución es un punto importante en la narración, y es fácil empatizar con ellos, incluso con el frío protagonista que no confía en nadie.

Imagen de la película (A Contracorriente films)

La fotografía se nota cuidada y con gran atención al detalle, en especial en lo que implica a los platos. Casi podemos saborearlos con cada fotograma, y es difícil no sentir ganas de probar alguno de ellos. Se ha realizado un gran trabajo en este sentido, ya que incluso se presentan en los créditos las creaciones de Yamagata y la reinvención de estas por Mitsuru.

Conclusión

A pesar de algunos puntos flacos en la trama, El cocinero de los últimos deseos es una película que hay que ver, emotiva y con un mensaje positivo, que pone de relieve la amistad, confianza y perdón por encima de conflictos y traiciones.

¡Adelante, el festín está servido!

Imagen de la película (A Contracorriente films)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.