Inicio Crónica Crónica: I Festival Cultura Basura en Málaga

Crónica: I Festival Cultura Basura en Málaga

0
Cultura basura
Fuente: IEVENN

Málaga acogió este fin de semana en La Térmica al cineasta estadounidense John Waters, considerado como el rey de la cultura trash, inaugurando el I Festival Cultura Basura, que contó además con la presencia de personalidades como Alaska, Topacio Fresh, Mario Vaquerizo, Eduardo Casanova o Jedet

A las 6 de la tarde arrancaba la inauguración del Festival Cultura Basura con el estreno de Pieles (2017), película dirigida por Eduardo Casanova. Dos horas más tarde, tuvo lugar la mesa redonda Cultura Basura: intención o ingenuidad, moderada por Jordi Cotrina (articulista en El País), en la que Nazario, Valeria Vegas y Esty Quesada (más conocida como Soy una pringada), presentados por Topacio Fresh ante un entregado público, debatieron sobre los orígenes de la telebasura y algunos de sus momentos cumbres, con especial mención a Cristina la Veneno y Aramís Fuster. Una vez finalizada esta entretenida mesa redonda, Topacio Fresh inauguró la exposición Bad Taste, donde gran número de personas esperaban en cola para ver obras donde Belén Esteban emulaba a la Marilyn de Warhol o donde Ana Obregón era la Venus de Boticcelli, así como algunos de los últimos retratos de Cristina la Veneno. La exposición estará presente hasta diciembre.

Para concluir el primer día del que acabaría siendo este multitudinario evento contracultural, los asistentes pudieron disfrutar de una Burger Party y sesión DJ a manos de King Jedet.

El domingo comenzaba la jornada a las 6 y media con la presentación de Pink Flamingos (1972), por John Waters y Topacio Fresh. Pero tendríamos que esperar hasta las 8 y media para ver cara a cara a Alaska y John Waters en una entrevista, Alaska meets John Waters, en la que el cineasta valoraba lo que realmente sigue siendo trash, lo no buscado, afirmando que las mejores películas trash no están hechas para hacer reír. “Ahora Hollywood hace comedias trash de 100 millones de dólares que no son divertidas, lo intentan demasiado en serio y no funciona. Cuando leo que es una comedia estilo John Waters, normalmente odio esa película”, explicaba. Además, aseguraba que reescribió Pink Flamingos para niños, quitando las escenas asquerosas para que pudiesen leerlo. Así, manifestaba también el progreso de la cultura queer: “Ahora los bares gay están cerrando, pero en cierto modo es progreso. No necesito ir a un bar gay porque no siento que tenga que estar aislado. Siempre he sido contrario a la separación. Creo que todos deberíamos salir juntos”.

Refiriéndose a la gente joven, Waters dejaba claro en la entrevista que se había quedado sorprendido al ver a tanta gente celebrando la cultura trash. “Ahora las chicas prefieren parecer más drag que Barbie. Me encantan, por ejemplo, los hombres transgénero, me sorprenden mucho. Estoy deseando firmar mi primer autógrafo en un culo operado”, decía entre risas.

Finalizada la entrevista, Mario Vaquerizo afirmaba con cariño que Topacio forma parte de su familia y le agradecía el hecho de poder formar parte del festival al lado de un referente como es Waters. Aun así, la directora de la Fresh Gallery también quiso agradecer a su marido y al equipo que estuvo trabajando en la exposición durante 6 meses, y a La Térmica la oportunidad de celebrar la primera edición de este festival, que asegura que no será la última.

Tras la esperada entrevista y los agradecimientos, se cerraba el festival con una French Fries Party y sesión DJ de Mario Vaquerizo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.