Inicio Críticas ’45 Revoluciones’, la fallida serie de Antena 3, pero ¿es realmente mala?

’45 Revoluciones’, la fallida serie de Antena 3, pero ¿es realmente mala?

Libre, libre como el viento

3
45 revoluciones (Fuente: Twitter de Antena 3)

La serie de Bambú Producciones se marchó de la televisión en abierto con los peores datos de audiencia en una serie hasta la fecha. Aun así tendrá una segunda vida próximamente en Netflix. Porque sí, “45 revoluciones” merece la pena. 

45 revoluciones” comenzó el pasado 18 de marzo con una audiencia discreta del 10,1%. Tras conseguir tan solo un 5,4% de share en su tercer capítulo ya comenzó una caída libre que fue imposible de levantar. Tras ser cambiada de día del lunes al jueves continuó siendo la quinta opción en la noche así que finalmente empezaron a emitir los episodios de 2 en 2. Por lo tanto la serie que fue presentada como la primera con una duración de 50 minutos pasó a durar el doble.

Robert cantando (Fuente: Twitter de Antena 3)

La trama principal de la serie sigue al personaje de Carlos Cuevas, quien es un músico que tiene una enfermedad por lo tanto le quedan pocos meses de vida. Decide arriesgar su última bala para conseguir ser músico y es descubierto por Guillermo Rojas (Iván Marcos) quien confía plenamente en él.

Robert, así es como se llama artísticamente el personaje de Carlos Cuevas, es la principal apuesta de Rojas quien había sido apartado de la compañía de música Golden. Rojas mantiene una disputa proveniente del pasado con Zabala (Israel Elejalde), quien controla Golden. Finalmente consigue convencer al director de Golden, Don Alfredo (Joan Pera) formando una nueva compañía derivada llamada Futura con Robert como su principal apuesta. Para formar el equipo Rojas se lleva a la secretaria de Zabala dándole un alto puesto dentro de Futura. Ella es Maribel, quien es interpretada por Guiomar Puerta.

Israel Eljalde como Pedro Zabala (Fuente: Twitter de Antena 3)

Cabe destacar que la serie está ambientada a principios de 1960, pero todas las canciones que escuchamos en la serie son más recientes con la particularidad de que son adaptadas para que suenen como en aquella época. Sin duda, una de las cosas más interesantes de la serie.

La trama

A lo largo de los 13 capítulos vamos viendo como Robert va ascendiendo en el escalofón musical. Primero saca su primer sencillo, más tarde saca su primer álbum al que acompaña su primer concierto y una gira por varios puntos de España. Durante este ascenso Robert comienza a sentir más que amistad por Maribel, quien está apunto de casarse con un hombre muy simpático que es banquero llamado Diego (Eudald Font). A la vez Maribel tiene que lidiar con problemas familiares ya que sus padres Elisa (Carmen Gutiérrez) y Alberto (Pere Ponce) están en medio de un proceso de separación. Ella es bastante insoportable y tan solo quiere que Maribel haga su vida con Diego casándose con él y dejando el trabajo. En cambio su padre tiene una visión más abierta.

Maribel y Robert (Fuente: Twitter de Antena 3)

En cada capítulo Robert pasa por problemas que pueden truncar su carrera aunque finalmente la mayoría son solventados excepto sus problemas de salud. Junto con su equipo tiene que afrontar la compra de una parte de las acciones por el principal competidor del mercado musical. El empresario hará todo lo posible por que Zabala y Rojas no tengan éxito.

Aparte de Robert en la serie nos muestran otra faceta musical de la época. Interpretada por Kimberly Tell, Fany es todo lo opuesto a Robert: ambiciosa y creída, pero con el mismo o más talento que él. Ella refleja la parte de una compañía que solo busca las ganancias obligando a su artista a hacer siempre lo mismo. Llega un punto en el que Fany explota y rompe con todo.

Kimberly Tell como Fany (Fuente: Twitter de Antena 3)

Los errores y los aciertos

Lo más acusado durante su primer capítulo fue la rapidez con la que hablaban los personajes. Sobre todo el personaje de Rojas o el de la secretaria Nines (Silvana Navas) no paraban quietos en la oficina corriendo de un lado para otro. Cada vez que hablaban parecía que les pagaban más por tardar menos en soltar sus frases, pero a esa situación nos acabamos acostumbrando y hasta la adoptamos normal. Al principio choca porque no es normal. Otro error al que te acostumbras es el movimiento de la cámara. No se está quieta. Eso termina dando también la sensación de rapidez.

Silvana Navas como Nines (Fuente: Twitter de Antena 3)

Cuando ya has conocido a los personajes en un primer capítulo puede que no te digan nada (como parece que le ocurrió a la mayoría de la gente que abandonó), pero a lo largo de los capítulos terminas hasta cogiéndoles cariño. Te ríes con sus gracias (las cuales suelen ser a costa del señor Zabala), te animas a cantar las canciones que suenan o incluso empatizas con los problemas que tienen capítulo a capítulo.

La serie consigue que odies a la madre de Maribel, pero que finalmente la acabes cogiendo cariño. Consigue que odies a Fany durante todo el rato, pero que termines sintiendo compasión por ella cuando ves que está siendo explotada. La serie consigue que sintamos lástima por Diego ante el desplante de Maribel a la boda o que suframos con todas las desgracias que acompañan a Guillermo Rojas. En definitiva, la serie consigue muchas cosas bien.

Robert, Maribel y Rojas (Fuente: Twitter de Antena 3)

Los personajes

Sin duda, lo mejor de la serie (aparte de los obstáculos que tienen que sortear durante la serie) son los personajes. Están muy bien escritos y se nota una evolución en muchos de ellos, desde los protagonistas hasta los más secundarios. Juntos han formado todos una familia.

Quizás el mayor problema de los personajes sea el personaje de Robert. Desde los primeros capítulos nos muestran a un Robert frágil con pocos meses de vida, pero a lo largo de la serie tan solo le vemos debilitar cuando va al hospital y pocas veces más. Es verdad que toma pastillas, pero siempre está muy activo, e incluso realiza una gira. Ese es el mayor problema quizás de la serie, que no sentimos el peligro que realmente está corriendo Robert.

Sin contar eso, Robert es la vitalidad de la serie (que ironía) y junto con Maribel nos muestran una pareja muy bonita con sus idas y sus venidas. Ella está a punto de casarse, pero Diego es una de las personas más buenas que existen que a pesar de ser plantado por ella, él la sigue apoyando y ayudando en todo lo que puede.

Guiomar Puerta como Maribel (Fuente: Twitter de Antena 3)

Guiomar Puerta es uno de los pilares de la serie. Ella es una actriz que apenas había hecho papeles protagonistas antes y en esta serie se sale. Para mí, es uno de los descubrimientos del año al igual que Iván Marcos, otro actor al que no estamos acostumbrados a ver con roles protagonistas. Los dos prometen un gran futuro a la interpretación.

Como en toda serie española que se precie no puede faltar el bar donde se reúnan los personajes y ahí está Tino (Luis Larrodera), quien sirve de Pepito Grillo en numerosas ocasiones para Rojas. Pedro Zabala también es un gran personaje que ha dejado probablemente las mejores frases de la serie. Siempre con un toque irónico. Pepe Barroso debuta en televisión gracias a esta serie y su papel de Miguel Santos, el nuevo productor de Robert. No es que lo haga mal, pero es probablemente el peor actor del reparto.

Pepe Barroso como Miguel (Fuente: Twitter de Antena 3)

Desde Fany hasta la hermana de Robert, pasando por Chimo o Ignacio, todos aportan su granito de arena para que la serie se haga más grande.

El final (Con spoilers)

Bravo. Por fin una serie con un final cerrado a cal y canto. Sin dejar tramas abiertas ni nada sin resolver. Han tenido la capacidad de matar a Robert en su último capítulo, algo poco habitual en las series españolas. Los protagonistas nunca mueren. Se veía un final milagroso cuando surge la posibilidad de la operación, pero finalmente tan solo era una excusa para darle un final más épico al personaje. Las escenas finales con la última canción que deja Robert para Maribel (“Lucha de gigantes“) puede que sea uno de los mejores finales de serie que haya habido en la ficción española. Que lástima que la mayoría de la gente se lo haya perdido.

Robert en su último concierto (Fuente: Twitter de Antena 3)

¿Podría continuar la serie? Perfectamente. Con Maribel desolada y con la deuda a la que enfrenta Futura al dejar el dinero a cargo de los futuros éxitos de Robert, la serie podría continuar. La serie podría seguir abordando la nueva vida de Fany, continuar abordando la relación de Ignacio (Vito Sanz) y Chimo (Pau Vinyals) o incluso el trío amoroso de Ángeles (Marina San José), Zabala y Rojas.

El trío amoroso formado por Ángeles, Rojas y Zabala (Fuente: Twitter de Antena 3)

(Fin spoilers)

Desde Antena 3 parece muy complicado que la serie continúe. La serie ha sido (injustamente, para mi parecer) la serie menos vista de la historia. Y la serie no es mala. Series recientes que tampoco han gozado del beneplácito de la audiencia como “El continental” o “Secretos de Estado” merecerían bastante más obtener este dudoso honor que “45 revoluciones“.

Maribel y Robert (Fuente: Twitter de Antena 3)

La casa de papel” tampoco contó con una gran acogida en Antena 3 y fue llegar a Netflix y todo el mundo hablaba de ella, incluso aquellos que se habían negado a verla en abierto. Con “45 revoluciones” puede pasar algo parecido ya que próximamente llegará a Netflix. ¿Tendrá más éxito esta vez?

Conclusión

45 revoluciones” no es la mejor serie española emitida en los últimos años, ni mucho lejos. Pero ha sabido arriesgar y a mí parecer le ha salido bien. Ha ofrecido algo nuevo y fresco y una historia contada de manera diferente a la que estamos acostumbrados. El capítulo final puede que haya sido de los mejores finales de serie de los últimos años (bastante mejor que el aburrido final de temporada de “La Caza. Monteperdido” por ejemplo).

Miguel, Ignacio, Robert, Maribel, Nines y Chimo (Fuente: Twitter de Pau Vinyals)

45 revoluciones” ha hecho muchas cosas bien y espero que en el futuro se siga arriesgando con ficciones como esta, y que tengan más éxito. Una serie entretenida, con buenos personajes y con una buena historia que va desde Robert en lo más bajo hasta su llegada a lo más alto. Una serie tratada mal con injusticia y podría haber dado más de sí.

Si tienes Netflix te recomiendo verla cuando salga, no te arrepentirás. Merece la pena verla.

3 Comentarios

  1. A mi me pareció lo más! La vi por Netflix y me enganchó hasta las lagrimas. Que pena lo que leo de que no funcionó en España y que probablemente no haya segunda temporada. Una pena.

  2. (OJO: SPOILERS)
    Acabo de terminar la serie y si bien no entiendo por qué fue la menos vista sí sentí que le sobraron capítulos y que hubo situaciones que no vinieron a cuento. Me refiero propiamente a Fanny y clara y al triángulo Zabala, Rojas, Ángeles. El ritmo de Rojas, Nines y Maribel al hablar es de lo más veloz que he visto y terminé aceptándolo, pero sí, siento que desde el capítulo 8-9 con la cuestión del apoyo al régimen y la presencia omnipresente de Vidal empezó a hartarme como serie. Demasiadas vicisitudes para mí.
    Estoy de acuerdo con la vitalidad de Robert, no era la propia de un enfermo terminal.
    El final sí emociona, pero también fue excesivo el accidente de Rojas y Ángeles, supongo que para dejar esa duda en el velorio si sería Robert o Rojas.
    De todos los personajes el que más me gustó fue Rojas… La forma de solucionar los problemas y ese andar de caradura es algo que atrae.
    No me molestó que hubiera canciones modernas adaptadas, pero sí me molestó, repito, la inclinación sexual de Fanny… Ya bastante habíamos tenido con la situación Nacho y Chimo para que incorporaran lo de Fanny…
    Buena serie, no la mejor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.