Connect with us

Hi, what are you looking for?

Cine

Cristina Abad: «Volver al mismo punto fue un poco difícil»

Entrevista Cristina Abad

Entrevistamos a la actriz Cristina Abad que viene a presentarnos la 5 temporada de Servir y Proteger, una serie diaria policiaca de RTVE.

TimeJust: ¿Qué cosas nuevas nos trae esta temporada?

Cristina Abad: Pues esta temporada, que ya ha empezado, trae mucha gente nueva, no paran de entrar personajes nuevos. Todos los policías en esta temporada vamos a estar unidos a una misma trama, que poco a poco se va ir desencadenando. Se va a ver que estamos todos investigando lo mismo. Hay muchos casos que solucionar, casos que tenemos día a día en nuestras calles, que conocemos o desconocemos, y que tratamos de solucionar.

TJ: En cuanto a Paula, tu personaje, ¿tiene alguna trama nueva en esta 5 temporada?

C.A: Paula de momento está resolviendo tramas. No hay novedades, ya le han pasado demasiadas cosas. Después de la confesión de su padre de haber matado a 3 personas y de haberle encerrado en la cárcel ella misma.

Creo que le han dado un poco de descanso a nivel personal; a nivel profesional, Paula demuestra cada día que es muy válida dentro de su profesión y que puede ella misma resolver casos. Se esfuerza mucho.

TJ: Después de esta pandemia, y de toda la incertidumbre que había ¿Cómo te sentistes cuando te confirmaron que se iba a grabar y emitir esta temporada?

C.A: Pues la verdad es que yo confiaba plenamente que íbamos a volver a grabar, lo que no se sabía era cuándo. Cuando empezó el confinamiento, yo intento ser muy optimista, y eso que en principio eran 15 días. Después de esos 15 días dijeron que iban a ser otros 15, y al final fueron 3 meses.

Me sentí con muchas ganas y la verdad que cuando volvimos, estábamos todos como un poco perdidos, desorientados. Fueron muchos meses sin trabajar, y volver al mismo punto donde estábamos fue un poco difícil. Emocionalmente en mi caso, estaba en una trama complicada, era cuando acababa de disparar a su padre. Pero bueno con muchas ganas por supuesto y con ganas de seguir adelante con la serie.

La siguiente temporada pues bienvenida es y con personajes nuevos. Cada día hay más, y eso es muy guay porque vienen con nuevas energías y eso quiere decir que hay nuevas tramas.

TJ: Durante la cuarentena, ¿Qué pensaste sobre tu futuro laboral?

C.A: Pues la verdad es que no te creas que me planteaba mucho durante la cuarentena el tema del futuro laboral. Confiaba que íbamos a volver con la serie. Tenía muchas ganas de volver a trabajar, pero no pensaba más allá, la verdad. Pensaba más en otras cosas que en mi futuro laboral.

TJ: En alguna ocasión has comentado que te costó mucho hacerte al papel de policía, ¿Qué es lo que más te costó? ¿Cómo has ido mejorando dicho papel?

C.A: Pues lo que más me costó fue, y por lo que me sigo esforzando, es tener fuerzas. Digamos que Paula llegue a un punto que imponga a la persona que tiene enfrente; mientras que está haciendo un interrogatorio o cuando está deteniendo a alguien. Para mí, eso es muy importante y yo me veía un poco floja en ese territorio.

En cuanto a como lo he ido haciendo, pues viéndome en televisión y poniéndole más expuesto a esa secuencia. Concentrándome más, intentando modular un poco más la voz, llevándola más al techo, que es como que suena más fuerte, controlando un poco más la situación.

Eso es lo que más me ha costado un poco del tema de policía, porque Paula siempre ha estado de puertas hacia afuera. Yo entendiendo que cuando tiene que detener a alguien, le tienes que imponer un poco, tienes que imponer respeto, porque para eso eres la ley.

Eso me costó un poco, a la vez que sujetar el arma con fuerza. Demostrar que puedo cachear, aunque los cacheos en la serie son muy rápidos, y no da tiempo a cachear como debería ser, pero sobre todo eso, la fuerza y la energía. 

TJ: ¿Tuvístes algún tipo de formación previa a la grabación?

C.A: Muy poquita la verdad, estuve con un profesional policía, que tenemos en la serie. Tuve una clase teórica, donde me explicaba cómo funciona una comisaría, y luego, ese día, me enseñó a coger la pistola. Realmente hasta que no te ves haciéndolo, o que tus compañeros no te ayudan un poco, o también porque ya coges práctica.

Al novato puedes llegar a ayudarle y a mí me ha ayudado mucho Juanjo  Artero, y eso es lo que me enseñó la primera vez. Luego una segunda vez, fue con Paula Prendes,  que nos enseñó a cachear y a poner las esposas. Aprendes una vez que te pones a ello. No es lo mismo hacerlo de “broma”. Yo al menos no me lo tomo tan enserio cuando tengo que poner las esposas a mi compañera Paula Prendes porque estoy practicando, que en el momento que estoy metida totalmente en el personaje y estoy deteniendo a alguien de verdad.

Hasta que no te pones a ello, no ves como es. Si que es cierto, que en mi caso, tengo varios amigos policías. Uno en concreto, al que cada vez que tengo una duda acudo a él a preguntarle.

TJ: ¿Qué cualidades o características tienen en común tú, Cristina, con tu personaje Paula?

C.A: Siempre he dicho que Paula y yo nos parecemos porque ambas luchamos mucho por lo que queremos. En este caso, ambas luchamos por un trabajo, y queremos demostrar que valemos para ello.

En el caso de Paula, se ha esforzado mucho. Ha sido muy buena en la academia, por eso ha podido llegar a elegir la comisaría de su tío. En las prácticas ha demostrado que es muy buena policía y que se le ha dado muy bien casi todos los departamentos.

En mi caso, yo también lucho por mi trabajo, me esfuerzo. Si yo me veo en la televisión y no transmito la fuerza y energía que quiero conseguir con el personaje, pues me sigo esforzando. Nunca tiro la toalla. Lucho por este trabajo, por sacar un trabajo brillante, o un buen trabajo de Paula Bremón, y también por seguir en esta profesión. Entonces sin duda, lo que más destaco de lo que nos parecemos es eso.

TJ: En esta serie participan grandes actores y actrices, ¿qué has aprendido trabajando día a día con alguno de ellos? 

C.A: Pues se aprenden muchas cosas pero a todos los niveles. Yo sobre todo lo que saco en general de los actores que llevan toda su vida. Me voy quedando con la forma de llevar la profesión. Con lo que me parece que es más adecuado y rechazar lo que me parece que es menos adecuado.

Me fijo mucho en eso y en concreto Juanjo Artero me da mucha vidilla allí. Tiene un carácter muy parecido al mío, está todo el día haciendo bromas pero luego se toma enserio su trabajo. Él es una de las personas que me han enseñado a estar más segura cogiendo la pistola. 

En cuanto a cómo llevan la profesión, me pasa aquí como me pasa en el teatro, con Antonio Resines. Creo que sin quererlo, me voy quedando con las cosas más personales en lugar de profesionales. 

TJ: ¿Cuánto tiempo tienes poder aprenderte y preparar los guiones? 

C.A: Bueno tiempo en sí no  hay en este tipo de series, porque tenemos que ir al día. Tenemos muy poco margen de los capítulos que se están emitiendo a los que estamos grabando y después del covid pues menos tiempo todavía.

Lo que sí que es cierto, es que a lo mejor nos dan 6 guiones en una semana, y son para dentro de 2 semanas. Pero claro hasta dentro de esas 2 semanas, tu sigues grabando otros guiones que te han dado antes. Yo personalmente lo que hago es, en el fin de semana, si no lo dedico a estar por ahí, intento adelantar todo lo que puedo de estudio de la semana.

Si me puedo estudiar, lunes martes y parte del miércoles, genial. Durante la semana ir estudiando. Me ha pasado muchas veces, que llega el jueves y todavía no me he estudiado lo del viernes. Estoy saturada de recordar textos, de seguir estudiando, de tener que decirlos. Intento adelantarlo para no llegar al viernes agobiada. 

TJ: ¿Has pensado alguna vez que no te daba tiempo de estudiar esa secuencia?

C.A: Con esta serie no, la verdad que tengo mucha facilidad. Desde que empecé a trabajar en esta profesión, que fue con Acacias, mi cabeza ha ido desarrollando una capacidad de retener textos rápidos. Lo que sí que es cierto, es que a lo mejor no retengo el texto al 100% como para otro trabajo. Por ejemplo en el teatro, en una película, o en otro tipo de cine que tengas más tiempo.

No me ha pasado de llegar y no saberme el texto. Me ha pasado de que de repente tengo una secuencia un día, y no me haya dado cuenta que tenía esa secuencia y tener que estudiarme esa secuencia en el camerino o sacar tiempo para estudiar. Pero no tardo mucho y con los compañeros nos vamos ayudando. Si tu te trabas en algo, intentamos que otro pues te ayude con ese texto de alguna manera.

TJ: Desde que haces este papel de policía, ¿te fijas más en los policías reales que ves por las calles? 

C.A: Totalmente, antes no reparaba absolutamente en ellos, y ahora sí.  Por ejemplo en el tema de la ropa, a mí que personalmente no me gusta llevar la gorra de policía. Me fijo mucho en si la llevan por la calle o no. Me fijo mucho como llevan colocados el cinturón, todo lo que llevan. Ellos llevan muchas más cosas que nosotros.

Me fijo si llevan el pantalón metido dentro de la bota. Nunca les he visto “actuando” a la policía real, entonces, no me he podido fijar en su trabajo. Si que al principio me vi algún programa de policías en acción para ver cómo trabajaban, pero vamos por la calle los miro siempre.

TJ: También has hecho teatro, con grandes actrices y actores como Concha Velasco y Resines, ¿Qué tal fue tu experiencia? ¿Es muy distinto a las series diarias? 

C.A: Sí, es super distinto. Para empezar, en mi caso tuvimos un mes de ensayos, y claro era una comedia loquísima, y en esos ensayos íbamos a jugar. Mi personaje tenía muy pocas neuronas, yo lo que hacía ahí era jugar día a día.

Me lo pase super bien haciendo los ensayos. Es diferente porque para empezar, siempre tienes el mismo texto, en una diaria, cada día tienes unos cuantos textos diferentes. Igual que en una diaria, creas familias. En el teatro también, porque viajas por toda España con las mismas personas cuando tienes gira, y quieras o no haces familia.

Son conceptos diferentes de trabajo, totalmente diferentes, pero yo disfruto mucho los dos la verdad. 

TJ: Después de hacer series y teatro, ¿tienes pensado hacer cine?

C.A: Bueno por pensar, yo tengo pensado hacer cine, series  de Netflix, Amazon …, pero eso ya no depende de mí. Estoy deseando que me den la oportunidad de poder hacer cine. No de autor, me parece más interesante que un director haga su propia película, que la haya escrito también el mismo director o directora.

A mí este tipo de cine me apetece mucho hacer, porque sé que le ponen mucho cariño. No es necesario que tenga mucho dinero el proyecto, pero este tipo de proyectos se les cuida mucho.

O un cine más a lo grande, me da igual, que tenga  más dinero, sería maravilloso también. Yo ahora mismo no rechazo nada y me encantaría tener muchas oportunidades en esta profesión.

TJ: En cuanto a nivel internacional, ¿te gustaría formar parte de algún proyecto?

C.A: Hombre a mí me encantaría si me dieran la oportunidad. El problema está que los idiomas lo llevo un poco regular, pero bueno, los españoles siempre hacemos de españoles.

Yo por ejemplo veo las películas en V.O y sin ser conscientes están hablando de vez en cuando en español, pues no pasa nada. Yo también podría soltar alguna cosilla en español. Me encantaría en países que hablen español, en Sudamérica, yo encantada. Adoro viajar, es una de mis pasiones y si encima viajas por trabajo ya es la bomba.

TJ:  ¿Tienes algún proyecto nuevo entre manos?

C.A: De momento con Servir y Proteger es imposible. En una diaria al final es imposible sacar tiempo y sobre todo para gente como yo. No soy una actriz consagrada y que me llamen directamente para un proyecto es difícil.

En ese sentido tengo complicado unificarlo con otro. Si que es cierto que tengo en mente un proyecto personal de ficción, pero esto lleva mucha paciencia. Como dice el refrán las cosas de palacio van despacio, y no puedo hablar de nada en concreto.

TJ: ¿Cuándo distes el paso para ser actriz? ¿Fue difícil?

C.A: Dar el paso no fue difícil, tenía 18 años. Fue como que el mundo me  puso en bandeja que fuera probando este mundillo. Estuve haciendo anuncios, no lo busque, pero al final salió y me encantó. Todo me fue viniendo, y empecé a esforzarme por estudiar interpretación, a la vez que estudiaba una carrera en la universidad.

Difícil no fue, lo que pasa es que si que es verdad que pase unos años complicados, en el sentido de que yo soy la primera persona en mi familia que dice que quiere dedicarse a esto. Es un mundo absolutamente desconocido, y para unos padres, pues lo que quieren es sus hijos tengan una seguridad  económica. Fue difícil en ese sentido, pero bueno yo he tenido mucha suerte, que podría tener más, eso es verdad. 

Según terminé la universidad y la escuela de interpretación, ese mismo año me salió el proyecto de Acacias 38. Entonces no he sufrido mucho y espero no sufrir mucho.

TJ: ¿Qué le dirías a esas personas, que al igual que tu, quieren ser actriz o actor pero nunca terminan dando ese paso final? ¿Qué consejos les darías?

C.A: Que poco a poco vayan entrando en cursos de interpretación. Que los busquen bien y que se dejen aconsejar. Que vayan a escuelas, dentro de las escuelas de interpretación, hacen cursos mensuales. No hace falta que se metan de lleno, pero que prueben. A lo mejor le enganchan tanto como a mí y no lo pueden dejar.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Conciertos

El dúo Twenty One Pilots publicó tres sencillos con sus respectivos videoclips para anunciar su vuelta. Jumpsuit, Nico And The Niners y Levitate son los...

Cultura

El cantante David Benjamín Rees nació en Málaga el 24 de agosto de 1994. Es un cantante español con orígenes ingleses. Su último trabajo...

A %d blogueros les gusta esto: