Inicio Cultura Cine Crítica BSO: “Krull” (James Horner)

Crítica BSO: “Krull” (James Horner)

0
Portada de la BSO de "Krull"

Analizamos esta obra maestra de James Horner, Krull

Star Wars fue a partir de su estreno un fenómeno de masas, muchos quisieron aproximarse o intentar repetir el éxito de George Lucas, pero no conseguirían tal hazaña.

Fue en 1983 cuando Columbia estrenó un nuevo intento de Space OperaKrull, una propuesta a caballo entre la aventura, la fantasía medieval y la ciencia ficción donde se nos relata una historia muy simple.

Carátula promocional de “Krull”

En el mundo fantástico del planeta Krull aterriza una extraña nave con forma de montaña llamada la fortaleza oscura. De allí, un grupo de soldados llamados “los invasores” surgen sembrando el terror allá por donde pasan. En otro escenario, el príncipe Colwyn (Ken Marshall) está a punto de contraer matrimonio con Lyssa (Lissethe Anthony), princesa de otro de los reinos pertenecientes al mundo de Krull. La ceremonia es interrumpida por el ataque de los invasores, los cuales raptan a la joven llevándola a su fortaleza.

Colwyn, con la ayuda de un sabio anciano, deberá ir en su busca, sorteando toda clase de peligros.

James Horner

El filme como era de esperar no atrajo al público, fracasando en su estreno, pero teniendo una segunda oportunidad en el mercado del videoclub donde no funcionó nada mal hasta llegar a considerarla actualmente como un filme de culto.

Lo que sí se recuerda es la magnífica partitura de un jovencísimo James Horner que creó un universo donde la aventura brilla dentro de un festival de abanicos sinfónicos.

Vamos a hacer un pequeño viaje hacia esa obra maestra, repleta de energía y espectacularidad.

¿Listos para viajar al mundo de Krull?

Llegada de la Fortaleza y ataque de los invasores

James Horner construye un tema principal, sencillamente magistral, perfecto, evocando a las obras clásicas de aventuras de los años 40 y 50, con un uso de la base coral perfectamente introducida, envuelta en pequeñas pinceladas de la melodía principal interpretadas por la sección de viento que a su vez forman un pequeño in crecendo, eclosionando en una espectacular fanfarria en el inicio de Main Title / Colwyn’s Arrival.

A continuación, el compositor, bajo una suave base rítmica de varios obstinatos de cuerda, deja regresar la melodía principal, donde la orquesta entra en una comunión de alzadas y descensos musicales conjuntándose con entradas de percusión y viento, acompañando a la travesía de la oscura amenaza hacia el mundo de Krull.

Después se nos presenta la pequeña marcha de los invasores, precedida por un descenso de la melodía, dando entrada a un tono más oscuro junto a pequeños efectos electrónicos y bases rítmicas de cuerda.

El mundo de Krull está amenazado por la fortaleza de los invasores

The Slayers Attack es un extenso fragmento que se divide en dos partes.

La presentación del tema de amor, una maravillosa composición donde el sonido aterciopelado del violín se desliza como una suave brisa compasada por suaves ritmos de cuerda, regalándonos alzadas de la melodía que completan un conjunto de inigualable belleza y elegancia fusionándose con los sentimientos que transmiten el amor de Colwyn por Lyssa.

Colwyn y Lyssa no saben lo importante que es su unión para acabar con la amenaza de los invasores

El contratema que acompaña la aproximación de los invasores y donde se retoma la marcha musical anteriormente utilizada en el Main Title, ejerciendo mucha más fuerza junto a diversos efectos electrónicos que hacen conjunto con los incesantes Scherzos de la orquesta.

El ataque al castillo, donde los Scherzos junto a la marcha de los invasores suenan insistentemente alternándose junto a insertos del tema de amor, describiéndonos los dos escenarios, la aproximación de las fuerzas invasoras y la boda entre Colwyn y Lyssa.

Los invasores irrumpirán la boda en un intenso ataque al castillo

La Búsqueda de la Estrella de Siete Puntas 

Colwyn acaba siendo herido en el ataque, siendo poco después encontrado por un sabio llamado Ynyr.

El sabio relata al príncipe cómo debe enfrentarse a la Bestia que se esconde en la Fortaleza oscura, lugar donde se encuentra también su prometida, apresada por los invasores. Para ello, Colwyn debe buscar una poderosa arma, la estrella de siete puntas.

Quest for the Glaive acompaña musicalmente al príncipe en su búsqueda a través de excelentes y elegantes pasajes sinfónicos bajo bellísimos tonos corales junto a insertos del tema principal, siendo este utilizado magistralmente como pequeña fanfarria de corte aventurero. Seguidamente, nos encontramos con un drástico cambio en la tonalidad, donde, sin abandonar el envoltorio de gran belleza por parte de la base coral, la progresión melódica adquiere un nuevo registro más oscuro, describiendo perfectamente la cueva donde se oculta la poderosa arma.

Colwyn sorteará diferentes peligros para encontrar la poderosa arma

Batalla en el Pantano 

Colwyn, durante su trayecto, encuentra nuevos aliados como un grupo de Rebeldes o un pequeño aprendiz de hechicero, todos ellos acompañan al príncipe a la cueva del vidente, el único que puede encontrar dónde se encuentra la Fortaleza.

El vidente les dice que su respuesta se hallará en un templo que está situado en el centro de un peligroso paisaje pantanoso. El grupo viaja hacia allí, donde serán recibidos por un grupo de invasores, recreándose una espectacular batalla.

Battle in the Swamp se inicia con un pasaje de corte enigmático muy similar al sonido Williams de Star wars, siendo este interrumpido por una incesante entrada de la percusión que sufrirá una transformación en una eclosión de fanfarrias aventureras, acompañando al festival de acción mostrado en pantalla.

Los invasores recibirán al grupo en su incursión en aguas pantanosas

La viuda de la telaraña

Ynyr, al comprobar que el vidente ha sido asesinado, decide llevar al grupo hacia la morada donde reside la viuda de la telaraña, la única que puede decirles dónde se encuentra la Fortaleza.

The Widow’s Web nos adentra en el misterio con uso sostenido de la cuerda y obstinatos de metal y viento que Horner utiliza magistralmente para envolver la atmósfera musical de toques tétricos para describir el peligro que reside en dicha morada, una amenazante y gigantesca araña que guarda el lugar.

La tuba junto a los descensos y alzadas de las diferentes melodías provenientes de la cuerda hacen que palpemos la tensión ofrecida en la escena.

The Widow’s Lullaby encuentra su camino más en lo enigmático y lo misterioso realzando el fragmento con insertos de base coral junto a entradas de la percusión y la cuerda fusionándose a pinceladas del tema principal.

La viuda de la telaraña es la única esperanza para saber dónde se encuentra la Fortaleza

Las yeguas de fuego 

El anciano Ynyr muere poco después de escapar de la telaraña, no sin antes relatar a Colwyn dónde se encuentra la fortaleza.

El grupo poco después correrá a la búsqueda de las yeguas de fuego, los únicos animales que pueden conseguir que Colwyn y los suyos puedan recorrer la enorme distancia que los separa hasta el desierto donde se haya la Fortaleza.

Riding of the Firemares supone el broche de oro a esta obra maestra, una perfecta comunión de sonido sinfónico donde el tema principal fluye y brilla en un universo épico excepcional, una explosión de fuegos artificiales de gran potencia que magnetiza todos nuestros sentidos, realzando las espectaculares imágenes que vemos en pantalla.

Colwyn y los suyos utilizarán las yeguas de fuego para llegar hasta la Fortaleza

Batalla en la Fortaleza / confrontación Final 

Nuestros amigos llegan a la Fortaleza, pero serán recibidos por un grupo de invasores. A pesar de eso, Colwyn consigue entrar en la peligrosa morada, liberando a su prometida y enfrentándose al líder de los invasores, la Bestia, al que conseguirá destruir gracias al poder de la Estrella de Siete Puntas.

La Batalla Final esta dividida por dos extensos temas:

Battle of the Parapets, un enérgico fragmento donde volverá a tener protagonismo el tema principal junto a una conjunción de poderosa acción musical, ofreciéndonos un nuevo festival de fanfarrias para acompañar la espectacular batalla entre nuestros protagonistas y los invasores.

The Death of the Beast and the Destruction of the Black Fortress da inicio con dos poderosos obstinatos a los que prosiguen incesantes progresiones de cuerda incrementadas por sostenidos de cuerda que se fusionan junto a este enfrentamiento final con la poderosa bestia.

Colwyn utilizará la estrella para destruir a la Bestia

Scherzos bajo una base rítmica junto a insertos del tema de amor se conjuntan a tonalidades corales cargadas de oscuridad, acompañando la huida de Colwyn y Lyssa de la Fortaleza, que comienza a destruirse.

Horner retoma el planteamiento utilizado para The Slayers Attack, inyectando más fuerza a la sección de cuerda con extensiones de gran elegancia que se unirán a tonalidades melódicas de tintes épicos, describiéndonos cómo ese oscuro lugar se derrumba, acabando con su amenaza hacia el mundo de Krull.

La Fortaleza se destruirá

Conclusiones del trabajo de James Horner 

Una obra maestra, no se puede decir nada más sobre esta maravilla sinfónica que hizo que un joven James Horner despegara en su carrera.

Plena de energía, con una excelente recreación de la aventura, Krull es uno de los mejores scores de los 80, su fanfarria evocando a la aventura clásica y un tema de amor sencillamente bellísimo construyen un viaje mágico a la aventura y a la fantasía.

Siempre lo digo pero esta vez más que nunca… Cerrad los ojos, sentid la magia y viajad al mundo de KrullJames Horner os ofrece un billete en primera clase.

James Horner

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.