Connect with us

Cine

Cannes 2019: ‘Parasite’ de Bong Joon-ho arrasa y ya suena en el palmarés

Published

on

Poco a poco se acerca el final del Festival de Cannes, pero hoy ha llegado a la ciudad francesa otra de las cintas que compiten en Sección Oficial por la Palma de Oro; en este caso se trata de Parasite, de Bong Joon-ho.

Parasite cuenta la historia de Ki-woo, un joven cuya familia vive con lo justo, y que comienza a dar clases particulares de inglés a una joven de mayor estrato social. Pronto, una cadena de recomendaciones unirá a las dos familias con singulares resultados.

Si hay algo a lo que está acostumbrado Joon-ho es a retorcer al máximo sus premisas: en este caso presenta a una familia pobre, de una escala social baja, y la contrapone a otra de clase alta para unirlas y transmitir el mensaje de que la diferencia y lucha de clases nunca desaparece.

En Parasite, el protagonista ve una oportunidad en el trabajo que tiene para la familia de Mr. Park, y poco a poco va tejiendo los hilos que unirán a la familia para la que trabaja y la suya propia para acabar uniéndolas de manera irremediable. La cinta decide tocar muchos palos, entre ellos la comedia negra, el terror o incluso el thriller; y pese a que la mezcla de géneros pueda parecer un tanto chocante, lo cierto es que funciona porque está medida al milímetro, gracias al estilo que siempre utiliza el director en sus películas (como ya se pudo ver en Okja o Snowpiercer).

Los dos primeros actos denotan un ingenio tremendo, no solo por las situaciones que se viven en el hogar de Mr. Park y el plan que urde toda la familia de Ki-woo para acabar trabajando en la casa. Durante el cierre de algunas escenas el espectador sentirá ganas de aplaudir por cómo se ha llegado hasta esa conclusión, lo que denota el trabajo que hay en el guion del coreano.

Aunque los dos primeros actos funcionen muy bien, es verdad que el tercero se alarga demasiado y lleva al límite la propuesta que pretende subrayar, y que ya ha quedado clara cuando se ha alcanzado ese punto. El momento en el que la historia termina de explotar podría haber sido un cierre más que digno, pero el director va un paso más allá y sigue por ese camino reiterando y dando vueltas al mensaje. Sin embargo, todo ello no hace que la cinta funcione menos, sino que consigue que se pueda hablar todavía más de una película sin fisuras.

Parasite estará en el palmarés del Festival de Cannes porque es esa clase de historia que a los jurados les encanta: una premisa un tanto fuera de lo normal, una mezcla de géneros inusual, un mensaje social importante, y un guion y dirección depuradísimos que engrandece a la cinta. Sin duda será una de esas películas que saldrán reforzadas de la 72ª edición del certamen.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: