Inicio Cultura Cine Americana Film Festival 2019 – Día 3: “Her Smell” divide, buena acogida...

Americana Film Festival 2019 – Día 3: “Her Smell” divide, buena acogida de “Wildlife” de Paul Dano y sorpresa con “We the animals”

0
Copyright: Americana Film Festival

Un nuevo día en el Americana Film Festival 2019 se ha saldado con la confusión tras ver el nuevo trabajo de Alex Ross Perry, Her Smell, la buena acogida de la ópera prima de Paul Dano, Wildlife, y la sorpresa positiva de We the animals.

La nueva cinta del director Alex Ross Perry llegaba al Americana con expectación; ya que llegaba con la crítica muy dividida y no es para menos.

Her Smell cuenta la historia de Becky, una chica que forma una banda de punk y como su propia personalidad y el coqueteo con las drogas mermarán sus relaciones con todas las personas de su alrededor.

Se entiende perfectamente que Her Smell haya causado controversia: son 80 minutos de drogas, psicodelia y desenfreno donde el ancla emocional y de interés de la película reside en todo momento en los brazos de una estupenda Elisabeth Moss, protagonista de esta historia. Junto a Moss seguimos las andanzas de Becky, una joven que desciende a los infiernos y que no puede ser más que autodestructiva y tóxica consigo misma y con los demás.

Es especialmente interesante señalar cómo Alex Ross Perry, un director al que siempre le gusta reflexionar sobre la vida y que suele escribir unos guiones bastante pretenciosos sobre el ser humano, ha conseguido aunar esa pretensión en esta cinta y canalizarlo todo a través de su protagonista sin que por ello se sienta presuntuoso.

Becky vive bajo el influjo de las drogas y quiere tener a todas las personas bajo su embrujo; en Her Smell la veremos hacer absolutamente de todo. Lo que hace Elisabeth Moss en esta cinta es probablemente la mejor interpretación en cine de su carrera, porque su personaje es transgresor y dañino, pero luego pasa a ser reflexivo y temeroso. No hay justicia para el ninguneo que hay con ciertas películas pequeñas y sobre todo para algunas interpretaciones tan poderosas como esta.

Her Smell es una cinta que habla sobre la autodestrucción y la irreverencia; hasta qué punto se puede uno sentir especial sin devorar todo a su alrededor y acabar consumido por las drogas. Probablemente una cinta que no gustará a todo el mundo, pero muy recomendable.

Tras esta, llegó al Americana el estreno de la ópera prima del actor Paul Dano, Wildlife: una cinta que ha hecho un muy buen recorrido en Estados Unidos por el circuito independiente de festivales y ha estado nominada a los Independent Spirit Awards.

Wildlife (en España se traducirá como “Incendios”) se basa en una novela de Richard Ford. Situada en los años 60, un adolescente verá como poco a poco su familia se va rompiendo debido a las pretensiones y aspiraciones personales de su madre y su padre.

Esta cinta supone el debut tras la cámara de Paul Dano, y el guion está escrito a cuatro manos junto a la también actriz Zoe Kazan. Los dos querían poner en cuestión y radiografiar los deseos y anhelos de una joven pareja que tiene que sobrevivir y hacer lo que se supone que toca hacer en esa época.

En este caso, el padre de familia (interpretado por un estupendo, aunque ausente Jake Gyllenhaal), tiene que buscar una alternativa para sacar a su familia adelante sin que su mujer tenga que ayudarle a salvar la situación. Ambos son jóvenes (no llegan a los 35 años) y tienen un hijo adolescente porque se casaron y formaron una familia muy pronto, como todo el mundo. En este caso la frustración de Jerry como cabeza de familia es no poder ayudar a los suyos, no hacer algo que realmente le guste y no saber muy bien qué camino tomar en el proceso.

Por otro lado, está Jeanette, la madre que sabe cual es su sitio pero que no responderá pasivamente a la situación de precariedad en la que se encuentra la familia. Jeanette es una mujer con decisión, que está cansada de vivir a expensas de lo que su marido quiere para ella y su hijo; poco a poco veremos como una perfecta Carey Mulligan va envolviendo al espectador y va dejándole conocer sus preocupaciones y sobre todo lo que no quiere más en su vida. Es posible que su personaje cause rechazo, sea tachado de egoísta, pero es cierto que al igual que Jerry, Jeanette es una mujer joven que no sabía lo que quería con 20 años y que ahora está empezando a descubrir qué camino tomar (aunque en ocasiones no sea el más adecuado).

La película está contada a través de los ojos de Joe, el hijo adolescente de la familia, y la cámara siempre le sigue a él, por lo que Dano juega mucho con lo que no se ve y lo que se intuye. Ed Oxenbould es un valor al alza y en el futuro habrá que estar atentos a este joven intérprete (nominado este año a mejor actor revelación en los Critics Choice Awards).

Wildlife es una catarsis de dos personas que han vivido toda su vida bajo las convenciones sociales de su época y que de repente se dan cuenta de lo que no quieren en ella. Es precisa, no juega con dobles sentidos, pero en ocasiones adolece de ser demasiado fría. Habrá que seguir el camino como director de Paul Dano, porque es muy interesante.

Para finalizar llegó We the animals, una de las grandes sorpresas positivas del festival, dirigida por Jeremiah Zagar.

We the animals muestra la vida de tres hermanos a través de los ojos del más pequeño, Jonah y cómo sobrevive en un mundo complicado a través de su imaginación.

Probablemente este sea uno de los bombazos del Americana de este año; nombrada por la National Board of Review como una de las mejores películas independientes del año y nominada a los Independent Spirit Awards, We the animals cuenta la historia de un niño que sobrevive junto a sus hermanos en un mundo lleno de miseria. Jonah cogerá de la mano al espectador y le llevará a través de sus ojos por un mundo que en ocasiones es duro, otras no entiende y que finalmente le harán crecer como persona para saber quién es realmente.

Zagar es capaz de retratar a una familia de ascendencia latina que malvive con problemas de dinero y con problemas personales (el padre maltrata a su mujer), y que sin embargo la película no gire al melodrama barato de la miseria humana. Jonah va poco a poco entendiendo qué sucede a su alrededor, y a la vez que sus hermanos cada vez se convierten más en fotocopias de su padre, él se descubre a si mismo y escapa a través de sus notas y dibujos en la imaginación.

No es de extrañar que haya habido algunas comparaciones con Moonlight, ambas cintas de muy bajo presupuesto que plantean el descubrimiento personal de quiénes somos en una comunidad discriminada. Las actuaciones en este largometraje son naturales, reales y conmovedoras. No hay exceso de drama, no hay lágrimas por todas las desgracias sufridas, pero sí hay mucha verdad.

Por todo ello, We the animals se convierte en una pequeña joya del cine independiente del 2018 en USA, porque sin aspavientos, sin grandes dramas de por medio y con unos actores que cumplen a la perfección su papel, se consigue un resultado que enamorará al espectador que busque la misma historia contada de manera diferente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.