Fuente: Fandogamia.

Una piel pesada, publicada por Fandogamia, es la obra debut de Clara Patiño Bueno, una artista que dará que hablar en los próximos años.

Uno de los tres pilares de la editorial Fandogamia es la atención a los autores españoles, ya sean figuras consolidadas como nuevos talentos. En el caso de Clara Patiño, podemos aseverar que han acertado de pleno.

Una piel pesada narra una historia de fantasía en un reino cuyas princesas, Alma y Nadia, deben hacer frente a la pérdida de sus padres, lo que desencadenará una serie de aventuras en las que Nadia, como heredera de los deseos del monarca, se enfrentará a su propio duelo en una espiral de venganza contra las criaturas que habitan en el bosque.

Visualmente es una maravilla. El dibujo fluye mediante líneas curvas que otorgan un gran dinamismo a las viñetas, haciendo que el ojo se deslice y establezca un juego con las páginas. Los diseños de personajes, especialmente los de Nadia y Alma, muestran una clara influencia estética de Disney en películas como La sirenita, algo que resulta especialmente evidente en los momentos en los que los dibujos parecen cobrar vida y movimiento.

El color no le anda a la zaga, con un despliegue apabullante de contrastes, degradados y matices que crean un ambiente  con personalidad propia. Los colores, otoñales y crepusculares, se combinan con un gusto exquisito y no exento de intencionalidad simbólica, ya que no solamente construyen una atmósfera física, sino también emocional.

La historia en sí misma resulta igualmente brillante para una ópera prima. Bebiendo de los cuentos de hadas y de fantasía, Clara Patiño elabora un relato muy moderno, imbuido de valores positivos, aunque el camino hacia estos sea un viaje del héroe que adopta tintes oscuros.

La edición de Una piel pesada parece ser consciente del gran potencial de su autora, ya que incluye un pequeño apéndice de extras. Además de diseños de personajes, este pequeño añadido incluye por un lado el proceso de creación de una doble página, desde el primer boceto hasta los últimos matices de color e iluminación, y por otro, las páginas del proyecto que fue presentado a la editorial. Estas siete páginas son tremendamente elocuentes acerca del talento de Clara Patiño y de su evolución durante el proceso creativo del cómic, donde puede entreverse una gran versatilidad artística y un sello personal al que habrá que no perder la pista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.