Inicio Cultura Cine “Battle”: la frustración adolescente

“Battle”: la frustración adolescente

0
Fuente: Netflix

Después del éxito de A todos los chicos de los que me enamoré y Élite, Netflix estrena Battle, una nueva producción de género adolescente que llega desde Noruega

Battle trata sobre Amalie, una estudiante de danza moderna que en plena adolescencia pasa a vivir a un ambiente totalmente opuesto al que está acostumbrada. Después de que su padre caiga en bancarrota, deja de ser una joven de familia rica y se ve obligada a mudarse a uno de los barrios pobres de Noruega. Bajo esta presión, opta por no hablar: finge que nada ha ocurrido y sigue yendo a las clases sin compartir nada con su círculo de amistades. A su vez, en su nuevo barrio lleva una vida paralela en la que tampoco comparte su pasado.

Reparto

Lisa Teige, quien confesó en el Instagram de la película que se ve reflejada en Amalie, se encarga de dar vida a la protagonista. Pese a que Battle es el primer largometraje en el que ha participado la actriz, Lisa Teige ya era conocida por su papel protagonista en Skam. Esta serie internacionalmente conocida salió en 2015 y terminó en 2017. Aun siendo tan reciente, ya se han hecho remakes en diversos países, entre ellos España. Skam España llegó en septiembre de manos de Movistar+ y actualmente está confirmada para una segunda temporada.

Por otro lado, el personaje coprotagonista de la película, Mikael, lo interpreta Fabian Segaard Tapia, quien debuta por primera vez como actor.

La guionista de la película, Maja Lunde, ya se había fijado en Lisa para el papel cuando lo estaba escribiendo tras haberla visto en Skam. Desde un primer momento ya consideró que tenía la vulnerabilidad que el rol de Amalie requería: “cuando supe que también podía bailar, tuve claro que tenía que ser ella”.

Tráiler oficial. Fuente: BattleFilmen

Esta producción de Netflix la ha dirigido Katarina Launing, quien ha trabajado en películas como La Montaña mágica (Julenatt i Blåfjell) y Kule Kidz Gråter Ikke, ambas nominadas a los premios noruegos Amanda Awards. La directora quiso crear una historia llena de emociones fuertes porque, como explicó a la revista noruega Framtida.no., considera que los directores siempre intentan hacer películas que a ellos les gustaría ver: “A mí me gustan las emociones fuertes, y esta es una película que tiene mucho de eso”.

Battle es un largometraje que te lleva a sentir dos tipos de frustraciones paralelas: por un lado se encuentra la que siente la adolescente, potente y llena de confusión, al encontrarse en una situación que no sabe cómo manejar; por otro lado, está lo que siente la audiencia más adulta, una frustración que se hace larga porque la protagonista evade hablar sobre la situación en la que se encuentra.

Mikael y Amalie. Fuente: Netflix

La importancia del baile

Baile Amalie son dos palabras que podrían resumir la esencia de la película. Se trata de una producción en la que hay que destacar la composición audiovisual: la música y el baile son el hilo conductor de la historia y de las emociones en varias ocasiones.

A la vez que evolucionan los personajes, también lo hace el baile. Los actores y la edición de sonido ayudan al espectador a sentir cómo avanza la trama. A través de la interpretación consiguen mostrar cómo la vida de cada uno de ellos repercute a su vez en la manera de bailar: en la evolución de cada uno influye su entorno. Por otro lado, la edición de sonido ha logrado enfatizar los movimientos que realizan los actores, de manera que el volumen de la música transmite intensidad o falta de ella.

Gracias al complemento mutuo que existe entre estos dos elementos, la película muestra las fuertes emociones que Katarina Launing buscaba transmitir. Se podría decir que la directora ha cumplido con el objetivo propuesto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.