Inicio Cultura Atresmedia y Mediaset plantean la expulsión de las televisiones pequeñas de UTECA

Atresmedia y Mediaset plantean la expulsión de las televisiones pequeñas de UTECA

0
La lucha entre Atresmedia y Mediaset contra DKISS, Real Madrid TV, TRECE, DMAX y GOL | Fuente: David Casado Sánchez

Tanto el grupo encabezado por Antena 3 como el de Telecinco reclamaron ante UTECA (Unión de Televisiones Comerciales en Abierto) la expulsión, de este ente patronal, de diversas televisiones como DKISS, TRECE, Real Madrid TV y Veo TV (DMAX y GOL)

Aguas muy revueltas discurren por UTECA. Se ha reabierto de nuevo un conflicto que venía acarreándose de antes. Sin embargo, todo parecía lo contrario desde el desembarco en la presidencia de esta entidad patronal de Eduardo Olano, quien además ocupa el cargo de presidente de Atresmedia Publicidad.

Los dos grandes gigantes de las pantalla, Telecinco y Antena 3 plantearon en la sesión ordinaria, a comienzos de año, con la inestimable colaboración de Olano, la expulsión de las pequeñas cadenas. Ya que estas no solo participaban en UTECA, sino que tenían su propia asociación, la Asociación de Televisiones Privadas Digitales Terrestres. Estaba conformada por TRECE, DKISS, Real Madrid TV, Veo TV (espacio donde emite DMAX y GOL, perteneciente al grupo Unidad Editorial) y Vocento. Este último abandonó esta agrupación hace un año. El motivo del surgimiento de esta asociación fue la “defensa de los operadores más pequeños de televisión de TDT y el deseo de poder cooperar con otras asociaciones sectoriales y agentes del sector audiovisual”, tal y como mentaba el comunicado. En realidad, era una salvaguardia de las televisiones de más reciente creación ante el presidente Maurizio Carlotti, quien originó diferentes luchas internas en las sesiones.

Para la votación en la sesión extraordinaria Mediaset posee seis votos, al igual que Atresmedia. En total poseen doce. A estos se sumaría TEN (Secuoya) con otro más. Para conseguir esa expulsión de estas televisiones deben alcanzar dieciséis. Frente a esta posición están: Veo TV con dos, Real Madrid TV también dos, DKISS otros dos y TRECE uno. Finalmente, se encuentra Vocento. Cuenta con dos votos. Fue uno de los que abandonó la agrupación de estas últimas.

La principal queja de las componentes de esta Asociación de Televisiones Privadas era el duopolio publicitario que mantenían Atresmedia y Mediaset. Ya que consideraban injustos el actual reparto del mercado publicitario. Ante las escasas probabilidades de triunfar en UTECA, la televisión de Blas Herrero, DKISS, denunció ante la CNMV, Comisión Nacional del Mercado de Valores, ese duopolio.

Todo esto, llevo a las grandes cadenas a aprobar unos nuevos estatutos de la Unión de Televisiones Comerciales. Así, en junio de 2018 establecieron como medidas para la expulsión que “ninguna asociación equivalente y distinta cuyos fines sean similares a UTECA”. La situación se ha agravado después de que desde febrero del año pasado la CNMV comenzase a investigar la situación y recientemente mandase un “pliego de concreción”. En este la Comisión Nacional del Mercado de Valores confirmaba ese duopolio denunciado. Además, especificó que tanto Atresmedia como Mediaset habían vulnerado en reiteradas ocasiones la Ley de Competencia.

Las posibles consecuencias ante el fallo pueden traducirse en multas de hasta 100 millones de euros para cada una. Esta va en función de la facturación anual que conformaría esta penalización un 10% del total. Aparte de esta, tendrían que compensar con 4.700 millones de euros a las televisiones afectadas por estas actividades, si finalmente la CNMV falla contra estos grupos.

Así, se decretó que “dificultan injustificadamente la entrada y expansión de terceros operadores en el mercado de la publicidad televisiva en España”. Además, ambos grupos exigen la contratación conjunta de publicidad en sus distintos canales de televisión mediante la emisión a la vez (simulcast). Tanto Atresmedia como Mediaset llevan a cabo modelos idénticos.

Ante la posible solución de los conflictos, ambos grupos intentaron pactar con la CNMV para evitar la sanción. Pero las peticiones no han sido escuchadas. Con la primera resolución, se abre un periodo de quince días para presentar alegaciones. Para así, derivar en una resolución final.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.