Newt Scamander. Fuente: Pottermore

La maravilla de David Yates con los efectos especiales han podido levantar un guion demasiado cargado en Animales fantásticos y los Crímenes de Grindelwald.


Juramos que nuestras intenciones son buenas y que no hay spoilers en esta crítica. No obstante, está tardando en ir al cine para comprobar lo que viene a continuación.


Una vez más, J.K. Rowling ha demostrado que puede sorprender a los seguidores de Harry Potter incluyendo partes de la historia que hasta ahora eran desconocidas. Sin embargo, se nota que es novelista y no guionista, ya que para contar una historia en la gran pantalla hay que cuidar ciertos detalles de la historia y, sobre todo, la continuidad, que es lo que sigue fallando en esta segunda entrega de Animales fantásticos.

A pesar de la falta de sentido en algunas partes debido al guion, la película es una constante maravilla de los efectos especiales gracias a la dirección de David Yates. Que Yates esté en esta película ha hecho que la esencia de las últimas películas de la saga original en las que la lucha se estaba cociendo a fuego lento, se mantenga en esta saga dentro del Mundo Mágico.

Historias incompletas

Este es uno de los puntos que más perjudican a la película en su conjunto. En el tráiler ya vimos atisbos de posibles historias que se esperaban con ansias y, sobre todo, que se pudiera descubrir más información de la que ya sabíamos.

Es el caso del paradero de cada uno de los personajes. En el tráiler se ve que Credence Barebone (Ezra Miller) está en el circo Arcanus y ahí conoce a Nagini (Claudia Kim), y eso es básicamente lo que sale más tarde en la película. Esto no es spoiler. Sí que se menciona que está buscando a su familia, pero nada de qué pasó con él tras su desaparición en Animales fantásticos y dónde encontrarlos, cómo sobrevivió y cómo llegó a Paris. Simplemente lo sitúan allí, junto a Nagini. Ella es otra de las grandes novedades de la cinta que J.K. Rowling no ha querido, o no ha sabido, explicar, ni cómo evolucionó la relación entre los dos personajes hasta el momento en el que los vemos en pantalla.

Por otra parte, se menciona que ha pasado con Newt Scamander (Eddie Redmayne) en estos meses, casi un año desde que terminara la anterior película. El magizoologo ha intentado que le concedieran el permiso para salir de Reino Unido cinco veces, todas denegadas. Sin embargo, no se sabe nada de Tina Goldstein (Katherine Waterston), su hermana Queenie (Alison Sudol) y Jacob Kowalski (Dan Fogler), hasta que los dos últimos se presentan en Reino Unido y cuentan, por encima, lo que ha sucedido en todo ese tiempo. En el caso de Tina, hasta que Newt no encuentra una postal rota en el suelo de su casa, ni él, ni los espectadores, saben nada del paradero de la auror. Esto sí que no sale en el tráiler, pero es necesario mencionarlo.

Newt Scamander. Fuente: Warner Bros

Hay muchas lagunas en lo que es la película en general. Quizás porque había muchas tramas entrelazadas, quizás porque era mucho contenido y no había tiempo para ponerlo todo. El caso es que, al espectador le da la sensación de que algo falla, que algo falta, y es, precisamente, esta falta de continuidad en la historia al dar el salto en el tiempo, aunque el salto solo sea de menos de un año.

La importancia de Credence

Si estabas esperando que la historia se centrara en Albus Dumbledore (Jude Law) y Gellert Grindelwald (Johnny Deep), o Newt Scamander y Tina Goldstein, a lo mejor sales decepcionado del cine con ganas de que te devuelvan el dinero, porque para nada se centran en ellos más de lo necesario, aunque no te das cuenta de ello. El personaje de Credence tiene más importancia de la que se veía en los tráilers, y de la que se esperaba, en realidad. El joven obscurial se convierte en la pieza angular para la victoria o la derrota de Grindelwald y su batalla para conquistar el mundo mágico y no mágico. ¿Por qué? Si lo decimos sería un gran spoiler.

Credence Barebone. Fuente: Pottermore

Pinceladas a la historia entre Grindelwald y Dumbledore

Ya se suponía que esta película sería el principio del final de la historia entre Dumbledore y Grindelwald, ya que se sabe por la saga original que no triunfa. Sin embargo, este nuevo dúo en la cinta acapara toda la atención durante las dos horas y cuarto que dura, dejando personajes supuestamente principales como Newt o Tina en un segundo plano. Y si a ellos dos los deja en segundo plano que eran las estrellas de la primera parte, ya a Queenie y Jacob los deja de mera decoración en el argumento, al igual que a la presidenta del MACUSA, que sale escasamente un minuto al principio.

Albus Dumbledore. Fuente: Pottermore

La fuerza de lo visual

Una de las mejores cosas de esta nueva película del universo de J.K. Rowling, porque tiene cosas buenas, es el poder de los efectos especiales y la dirección de David Yates. Se nota que Yates tiene ya experiencia llevando películas de Harry Potter al cine y esta no defrauda en términos visuales. Es impactante por la cantidad de chipas, ráfagas de luz y hechizos nuevos creados en post producción. Un trabajo bien hecho, sin duda, con el sello de autenticidad de Harry Potter.

Leta Lestrange. Fuente: Pottermore

Otro Oscar a “Mejor vestuario”, marchando

Otra de sus cosas positivas es, de nuevo, el vestuario. La calidad de las vestimentas en esta segunda parte ha vuelto a ser exquisita y el abrigo azul de Newt era algo que no podía faltar. Si hace dos años ganaron un Oscar al mejor vestuario por Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos, puede que con los Crímenes de Grindelwald se lleven otro para la colección, siendo la segunda película de este universo en ser galardonada con el Oscar.

Queenie Goldstein. Fuente: Pottermore

Se salva… por poco

En conjunto, la película es buena. Se disfruta con ella. Aunque entre los problemas de guion y personajes que aparecen… ¿para qué, exactamente?, la calificación baja bastante respecto a su predecesora. En las críticas está en una media en torno al 6. Desde TimeJust no vamos a ser tan duros con ella, pero del 6.5 no pasa. Esperemos que Rowling de unos cursillos de cómo hacer guiones cinematográficos, ya que ha dejado claro que su punto fuerte son las novelas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.