Inicio Conciertos Amaia & The Free Fall Band. Sin límites

Amaia & The Free Fall Band. Sin límites

0
Fotografía cedida por Universal Music Festival

El concierto de Amaia & The Free Fall Band en la sesión matinal del Universal Music Festival 2018 generó expectación desde el primer momento, semanas antes de realizarse. El público agotó las entradas para el mismo en pocas horas y, durante los minutos previos al comienzo, demostró el cariño que profesa hacia la jovencísima cantante, protagonista de uno de los mayores fenómenos catódicos y mediáticos de los últimos años

Dueña de un bagaje musical envidiable y de un talento difícilmente discutible, Amaia Romero demuestra ser una artista valiente a las primeras de cambio, sentada frente al piano, a solas en la catedral madrileña del bel canto. Viaja tranquila desde Nueva Orleans (Basin Street Blues) hasta el Cono Sur (Alfonsina y el mar), asume con naturalidad las enseñanzas de maestros como Randy Newman (Losing You), se sumerge en nuestra tradición a conciencia a través de Zorongo gitano. Ovaciones ensordecedoras y griterío. ¡Qué nivel!

Lejos ya del teclado y acompañada por el experimentado grupo barcelonés The Free Fall Band, dio una lección de mesura con Video Games (Lana del Rey), manejó a su antojo las intensidades en el turno de Bang Bang (Sonny Bono para Cher) e imprimió poderío a Tuyo (Rodrigo Amarante). Un no parar que el público recibió con fervor. Luego bañó en esencias disco She’s Leaving Home (The Beatles), bordó el compás perezoso de The High Road (Broken Bells), se llevó a su terreno Felices los cuatro (Maluma) y emocionó de veras con In the Aeroplane Over the Sea (Neutral Milk Hotel). Tanto la elección del repertorio como la adaptación del mismo permiten que el espectáculo se desarrolle en un crescendo sutil, que hace cima vía Reflektor (Arcade Fire). La euforia se desata en el Real, con todo el mundo en pie reclamando el anhelado bis.

Parecía que habíamos tocado techo, pero qué va. Miedo (M Clan), con ella otra vez sola al piano, elevó el listón más aún y confirmó la hondura de su dote artística. Pelos como escarpias gracias a una interpretación que dejó sin aliento y precedió a Porque te vas (José Luis Perales para Jeanette), estándar del pop en castellano que funcionó como inmejorable fin de fiesta. Sonrisas en el patio de butacas y sobre la tarima. Y aplausos, muchos aplausos. No se atisban límites para Amaia.

Crónica oficial de Universal Music Festival.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.