Connect with us

Actualidad

66º Festival de San Sebastián. Día 4: “In Fabric” dinamita la Sección Oficial

Published

on

Hoy han llegado nuevas películas a la 66ª edición del Festival de Cine de San Sebastián con la sorpresa para bien y para mal de In Fabric y otras pequeñas joyas de la sección de Nuevos Directores

Viaje al cuarto de una madre, Lola Dueñas y Anna Castillo enamoran

Fuente: Festival de San Sebastián

La directora novel Celia Rico compite en esta edición del Festival de San Sebastián en la sección Nuevos Directores, con una ópera prima titulada Viaje al cuarto de una madre.

Esta cinta sigue los pases de Leonor y su madre Estrella, dos mujeres que han perdido a la figura paterna y que conviven con amor y armonía pero que necesitan algo más.

Lo que pronto descubrimos en esta cinta es cómo la relación entre madre e hija está contada a través de pequeños detalles y sin hablar jamás de sus sentimientos, pero cualquier espectador se puede ver representado en esa relación materno-filial. Esta es una película que habla del duelo, del dolor, de las expectativas, miedo a lo desconocido, de la soledad y de volver a empezar; pero sobre todo es una cinta donde hay mucho amor. No es un drama porque los personajes no se soporten o porque haya un desencadenante que cree un conflicto; son madre e hija donde la joven aspira a algo más, su madre lo acepta y ambas se tienen que ver en sus nuevas posiciones y salir adelante con todo.

Este filme destila verdad, no hay grandes diálogos -pero sí muy bien escritos porque pasan cosas que nos podrían pasar a todos-, y sin embargo es una de las grandes historias de lo que llevamos de festival. También hay mucho amor entre los personajes y todo eso es gracias a una Anna Castillo soberbia, a la que la intuición la hace ir por el camino que parece más sencillo pero que no es así; y una Lola Dueñas que debería llevarse premios por esa Estrella que es la madre de todos nosotros. Ambas deberían estar nominadas a los próximos premios Goya, y es extraño que esta cinta no haya estado en Sección Oficial, porque ambas habrían sido contendientes a la Concha a la mejor actriz. Altamente recomendable.

In Fabric dinamita la Sección Oficial y divide a la prensa

Fuente: Festival de San Sebastián

Nada más empezar la película, en los créditos iniciales vemos en “Executive Producer” a Ben Wheatley, director de High Rise así que podemos esperar de todo menos algo convencional.

In Fabric transcurre en un periodo de rebajas de invierno de un centro comercial, y sigue los pasos de un vestido maldito conforme pasa de mano en mano y sus fatídicas consecuencias.

Sí, la película va tal cual de eso. Hay un vestido maligno que embruja a todo aquel que se lo pone y que le hace caer en desgracia. Todo ello regado en una comedia satírica y negra donde cada escena supera a la anterior, llena de maniquíes, escenas lynchianas, diálogos de risa y algunos momentos totalmente fuera del tiesto que han levantado los aplausos en la sesión de prensa y que probablemente harán levantarse a buena parte de la gente en la sesión de público para irse y no volver.

In Fabric lo que quiere es hacer una mordaz crítica al feroz capitalismo que subyace en la sociedad hoy en día, y utiliza los elementos más conocidos -rebajas, centro comercial, ropa-, para conseguir escandalizar al espectador y ser un productor mucho más subversivo. De hecho, muchos de los asistentes creen que esta cinta es mucho más carne de Festival de Sitges que de San Sebastián, y razón no les falta: en Sitges se pueden ver estas películas a diario, pero probablemente al final quedan enterradas entre ellas. El filme ha causado sensación y ha sido odiado a partes iguales, como lo fue en su día High Rise, pero de eso se trata el Festival. Lo que está claro es que probablemente esta sea la película más estimulante de lo que llevamos en Sección Oficial, aunque entrar en el palmarés sea complicado o casi imposible.

Jesus atrapa y marca un buen debut en el Premio del Jurado Joven

Fuente: Festival de San Sebastián

También en la Sección Nuevos Directores se ha presentado el debut del japonés Hiroshi Okuyama al frente de Jesus, una cinta que trata sobre un niño que comienza a ir a un colegio católico y descubre el cristianismo por primera vez en su vida.

Aunque al principio parece una película que se va a mover entre la comedia socarrona y la ternura, poco a poco la historia va creciendo hasta que llega un giro en el segundo acto que cambia totalmente el sentido de lo que estamos viendo. Si en un principio el niño protagonista pensaba que Dios era un ser al que se le pedían deseos y este te los concedía -jugando además con un mini Jesús enrollado-, cuando llega el giro ese sentido religioso se torna en fe y en dudas que hasta ese momento el chaval ni se había planteado.

Lo más bonito que tiene Jesus, precisamente, es cuestionarse la fe y la religión a través de los ojos de un niño que se enfrenta a ella por primera vez en su vida. Al principio lo observa todo con reticencia; más tarde se une, puesto que no le provoca ningún conflicto moral o interno -es un niño-, y finalmente esa fe y creencias que habían ido creciendo dentro de él se vienen abajo por culpa de una serie de situaciones donde él sin decirlo claramente jamás, ve cómo Dios le ha abandonado.

Esta es una de las cintas más interesantes que se han presentado en Nuevos Directores, y habrá que seguir la pista de cerca al japonés Okuyama. Por lo pronto, en estos momentos es la cinta que va líder en las votaciones del jurado joven.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: