Inicio Crónica Eurovisión 2019 | Países Bajos cumple los pronósticos y gana mientras que...

Eurovisión 2019 | Países Bajos cumple los pronósticos y gana mientras que España no supera en puntuación a Amaia y Alfred

El televoto de mis amores

0
Duncan Laurence (Fuente: Eurovision-Spain)

Duncan Laurence se lleva el mayor premio de la noche y Eurovisión se celebrará el año que viene en Holanda. Miki se quedó el 22 con 60 puntos.

La edición de Eurovisión celebrada en Tel Aviv ya ha llegado a su fin. Tras varios meses de preselecciones nacionales, la Pre-Party española (de la cual aún no lo habéis visto todo) y una semana intensa, Holanda terminó ganando. Era la favorita desde el principio y apenas no hubo sorpresas, pero si hubo dos cosas destacables, como cada año, la gran diferencia entre en los votos de algunos países entre jurado y televoto y la mala racha de España que continúa un año más.

La gala comenzó con Netta pilotando un avión y dirigido por Jon Ola Sand, el omnipresente jefe de Eurovisión. A partir de ahí se dio paso a un peculiar desfile de banderas en el que no hubo banderas como tal, sino que a través de hologramas se vio la bandera de cada país. En los dos puentes fueron pasando mientras rostros eurovisivos isralíes como Nadav Guedj cantaban.

Las actuaciones

Michela de Malta abrió la gala como yo anticipé en la crónica de la segunda semifinal. Al igual que en la semifinal Michela demostró dotes nulas de baile, aunque la actuación fue curiosa.

Uno de los favoritos, tanto de público como de jurado fue Rusia y el repetidor Sergey Lazarev. Pudimos verle a través de numerosos espejos siendo uno de los protagonistas de los memes de la noche. Justo tras Rusia actuó la encantadora Leonora y su silla gigante, una de las revelaciones de la noche.

Otras de las sorpresas de la noche fue San Marino. Ya sorprendió su pase a la final (sobre todo para el representante portugués), y más sorprendió en la final con su interpretación de Say Na na na. Macedonia del Norte fue la siguiente que cautivó a los jurados con un estilo de puesta de escena al del ruso con los espejos.

El sueco John Lundvik y las Mammas subieron el listón dejando a Suecia en puestos altos, como siempre, mientras que la canción escrita por John y que defendió Michael Rice para Reino Unido no consiguió el éxito esperado quedando el último.

Albania, Alemania o Eslovenia no consiguieron destacar en exceso entre todas estas primeras canciones, mientras que Chequia dio todo un espectáculo en la actuación de corte más “similar” a la de Miki.

El favorito Duncan Laurence en una actuación intimista con un solo piano y una bola deleitó a los allí presentes con la pedazo voz que tiene y de la que careció Tamta, la anterior actuación.

Hablando de talentos vocales los dos siguientes no se quedan cortos. La gran Katerine Duska hizo la actuación más floral de la noche para Grecia e Israel rindió homenaje a su hogar con Kobi Marimi. Dos de las mejores voces que nos deja el Festival.

Tras ellos llegó la actuación más aclamada por el público (Spoiler: ganó el televoto) y sin duda una de las mejores propuestas eurovisivas de los últimos años. Machacada por los jurados, Noruega mereció muchísimo más. Keiino dio todo un espectáculo y eso lo pudimos ver aquí en Madrid donde fueron los más queridos. Y no tiene nada que ver que el abuelo de uno del grupo sea de Ayamonte.

Islandia prendió fuego al escenario con Hatari. Luego llegó la tormenta con Victor Crone representando a Estonia. Su juego de guitarra es sorprendente. A veces está y a veces no. Hay que mencionar aquí el error de realización que se equivocó de cámara en un momento dado.

Para la traca final llegaron muchos de los favoritos. Azerbaiyán consiguió volver a reparar el corazón de Chingiz en una de las puestas en escena más originales de la noche, por no decir que la que más. Francia también tuvo una buena puesta en escena, pero la canción se quedó floja.

Italia siguió demostrando que se curra Eurovisión y a pesar de ser un poco soso sobre el escenario Mahmood dio una gran actuación en la que el público aplaudió cuando tenía que aplaudir. Entre tantos temazos, Serbia pasó desapercibida.

Suiza y Bielorrusia dieron dos de los mejores pases de sus actuaciones. Suiza siguió in crescendo y nada le pudo parar. Una gran actuación, una gran puesta en escena creada por el propio Luca y un numerazo para la traca final de la noche. En cambio Zena hizo un gran número, pero no convenció ni a jurados ni al público y quedó penúltima.

Para finalizar Australia se fue por los aires. El país que pareció que le pondría las cosas difíciles a Holanda finalmente pinchó. Pero el que sí que pinchó fue España y Miki. Él lo hizo lo mejor posible, con una puesta en escena muy currada y sin fallos vocales. Al parecer el jurado europeo no quiso irse de fiesta con España. Quizás no terminaron de comprender quién era Paco.

Las votaciones

Las cosas empezaron mal para España que no convenció a ninguno de los jurados. Tan solo recibió un punto por parte de Rusia gracias a Lora Kvint que le colocó en tercera posición.

También recibió seis puntos por parte de Bielorrusia, pero esos no los puedo considerar reales al no haber jurado bielorruso. Su jurado fue descalificado al haber filtrado sus votaciones. Hay quien dice que la organización dio los puntos a todos los de abajo por pena. Israel recibió los 12 así que eliminando Bielorrusia, España no sería el país menos votado por los jurados. Los jurados realmente no se unieron a la fiesta española.  En cambio el público le colocó el 14 más votado con 63 puntos, recibiendo 12 de Portugal o 7 de Francia entre otros.

Otros grandes damnificados por el jurado fueron el grupo Keiino (Noruega) que tan solo recibió 47 puntos. Los noruegos se quejaron de que hubo un fallo en la realización en la noche de los votos de los jurados y querían repetir, pero se lo negaron. Islandia con 48 corrió la misma suerte y fue castigado por los jurados, como San Marino que recibió 16 puntos.

En cambio, estos tres países entraron en el Top 10 del televoto. San Marino fue décimo con 65 puntos, Islandia sexto con 186 puntos (y con recuerdo a Palestina) y Noruega fue la sensación de la noche al recibir 291 puntos, es decir, la máxima puntuación del televoto. El jurado le quitó toda posibilidad de ganar.

En cambio los jurados también sorprendieron dando las máximas puntuaciones a Suecia (239 puntos) y a Macedonia del Norte (237). Estos dos países perdieron todas las posibilidades de ganar con el televoto recibiendo 93 y 58 puntos respectivamente.

Rusia, Azerbaiyán, Suiza, Australia e Italia repitieron top 10 en ambas clasificaciones, pero sin conseguir superar al ganador de la noche. Tanto jurado (en tercera posición con 231 puntos) como público (segundo con 261 puntos) le dieron unos buenos datos a Holanda quien se elevó hasta la posición más alta.

En conclusión

Miki puede estar orgulloso de su participación. Hizo que toda España estuviera contenta con la actuación (al menos los eurofans) y que nos sintiéramos orgullosos de él. Ser el 14 más votado es algo que otros años España no había conseguido. Para los próximos años habrá que cautivar por igual a jurado como a público (y no me refiero a la forma de la que Manel Navarro lo hizo). Miki mereció más, pero hay que seguir trabajando para que el año que viene sea más y mejor.

En cuanto al top 5 estoy bastante de acuerdo. Noruega fue la más votada por el televoto y la verdad es que mereció mucho más por parte de los jurados. Ellos la frenaron. Suiza dio todo un show y consiguió volver a una final (tras los robos sufridos los años anteriores) y encima quedar cuarto. Olé él.

Para Sergey era fácil ser menos que lo que fue la última vez, pero no. Logró superarse aunque quedara en tercera posición. Italia sigue cosechando triunfos  a pesar de ser segundo y Holanda estaba claro que ganaría desde hace meses. Pudo haber sorpresa, pero no la hubo. Este año ha ganado lo intimista, algo que toda Europa está de acuerdo ya que él fue el único en recibir votos de todos los países.

Me despido hasta que vuelva Eurovisión el año que viene en Países Bajos. ¿Volveremos a dar los puntos desde Granada de la Alhambra?

Y así fue la clasificación final:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.