Inicio Críticas Crítica y resumen de la tercera temporada de ‘Servir y proteger’

Crítica y resumen de la tercera temporada de ‘Servir y proteger’

Hemos quedado servidos y protegidos

0
Silvia Orestes, Alejandro Font, Bremón y Miralles (Fuente: Twitter de la serie)

El pasado viernes 20 de septiembre finalizó la emisión de la tercera temporada de Servir y proteger. Este lunes 23 se estrenará la cuarta a las 17:15.

Servir y proteger” es una serie diaria de TVE que se ha estado emitiendo desde su primera temporada a las 16:25 de lunes a viernes. A pesar de ser una telenovela, no es una telenovela a la que la mayoría del público estaría acostumbrado. Es decir, no es una telenovela de época como la que emiten a continuación, Acacias 38.

Desde un primer momento a mí la serie me enganchó durante su primera temporada, pero tuve que dejarla a medias y no me volví a unir a ella hasta los últimos capítulos casi. Lo mismo me ocurrió con la segunda temporada, la empecé, pero por diferentes motivos dejé de verla, volviéndome a unir en los últimos capítulos de la temporada.

Esta tercera temporada ha sido diferente. Desde principio hasta final me he visto los 200 capítulos que la componen, por lo que puedo hacer una crítica en condiciones de todo lo que ha ocurrido esta temporada. Y sí, obviamente, la considero la mejor temporada de la serie. Vamos a ir recuperando los mejores momentos de la temporada.

La segunda temporada finalizó con la muerte de Sergio Mayoral (Nicolás Coronado), la detención de Sofía Collantes (Susana Córdoba) y Tote Gallardo (Antonio Dechent) y con la marcha de Lola Ramos (Elisa Mouliaá) de comisaría. Gracias a la detención de los narcos, Fernando Quintero (Eduardo Velasco) tuvo vía libre para regresar al barrio mientras su hija Alicia (Andrea del Río) vive una vida feliz con Íker Lemos (Ángel de Miguel).

La ida de Alicia e Íker

Desde el comienzo de la serie Alicia Ocaña (Andrea del Río) había sido el eje principal de la serie. Ella era la protagonista máxima, con permiso de Claudia Miralles (Luisa Martín) su tutora y mentora. Durante el final de la primera temporada vivió la muerte de la persona con la que se iba a casar y padre de su hijo Rober Batista (Juan José Ballesta), durante la segunda tuvo que afrontar el cuidado de su hijo y el descubrimiento que su nuevo novio Íker Lemos  era un agente del CNI, además que su ex novio Sergio muriera al final de la temporada.

Comienza esta temporada viviendo feliz junto a Íker y junto Leo, su bebé. Al principio de la temporada Íker se tiene que marchar a una misión, y acaba matando al hijo de un peligro mafioso llamado Kiril Konchalovsky (Yan Tual). El ruso acaba llegando a Distrito Sur dispuesto a vengarse de Íker.

Durante varios capítulos se produce una de las tramas más complicadas en la vida de Alicia Ocaña, ya que Konchalovsky la secuestra amenazando con acabar con su vida. Gracias a la ayuda de Fernando Quintero y de Maica Vallejo (Kira Miró) consiguen encontrar la localización de Alicia y rescatarla. Pero el peligro no acaba ahí.

Aquí se produce uno de los giros que menos me esperaba de la serie. La marcha de ella de los personajes de Íker y Alicia Ocaña. ¿Se pueden ir de la serie tras que entrara Konchalovsky en su casa e intentara matarlos? No. Fernando Quintero se interpone entre medias quedando en coma. Segunda vez que Quintero está a punto de morir. ¿Entonces cuál es el motivo por el que se marchan los dos grandes protagonistas de la serie?

Porque Leo se pone enfermo debido a que Madrid tiene mucha contaminación. A los días ya habían conseguido vender la casa y se marcharon a Valencia. Antes de irse, él le pide matrimonio a ella. ¿Qué tienen los guionistas de Servir y proteger que todas las tramas se relacionan con ella? Allí también se fueron David y Jesús Merino (Albert Baró y Adriá Collado) la temporada pasada.

Íker y Alicia habían estado secuestrados, a punto de morir en su propia casa y se marchan por la contaminación. Me pareció una salida un poco forzada, pero me sorprendió. Al igual que Marcelino Ocaña (Aníbal Soto), el padre de Alicia, abandonara también la serie. Aun así, creo que su marcha fue un acierto, ya que el personaje de Alicia había ido perdiendo mucho peso con el paso del tiempo, y era hora de darle la bienvenida a un personaje, en mi opinión, mucho más interesante.

Íker tras vencer a los Somoza también estaba bastante desaprovechado, y aunque Ángel de Miguel se ha convertido en toda una revelación y el personaje era muy interesante era mejor dejarlo así y no alargar mucho más sus tramas.

La llegada de Silvia Orestes

Para sustituir en las tramas a Alicia llegó a comisaría la nueva inspectora Silvia Orestes (Marta Belmonte). Un gran acierto, ya que le dio frescor a las tramas. Alicia fue su mentora durante los primeros capítulos tratándola con mucha rudeza, y sinceramente ahí Alicia volvió a caerme mal. Nunca llegué a empatizar con ella como lo he hecho con Silvia, y ese puede ser uno de los motivos por los que la tercera temporada la he visto entera.

Silvia ha tomado las riendas esta temporada y es uno de los mejores personajes que han pasado por Distrito Sur.

Al igual que Alicia en la primera temporada Silvia se ha visto envuelta en un triángulo amoroso formado por ella, Álvaro Soler (José Lamuño) y Sara Barrios (Edurne). Pero de ello hablaremos luego.

Quintero, Maica y Sandra

Al principio de la temporada Fernando Quintero (Eduardo Velasco) sigue huyendo de la policía, hasta que descubren que está de vuelta en Distrito Sur. Aquí es chantajeado por Charly Zaldívar (Manolo Caro) con el fin de que le entregue todos sus contactos. La policía lo descubre y consigue pararle los pies, pero Quintero queda comprometido.

Con la llegada de Konchalovsky, Quintero intenta ayudar con el fin de rescatar a su hija Alicia. Por ello pide ayuda a Maica Vallejo (Kira Miró). Una chica que salió durante la segunda temporada y que fue contratada por Somoza con el fin de que le fuera contando todo lo que Quintero hacía. Ella acabó enamorándose de él, por lo que acabó aceptando ayudarle a “ligarse” a uno de los compinches del ruso. Gracias a ella consiguen la localización de Alicia y consiguen rescatarla.

Por lástima Maica se tiene que marchar a América ya que su hermana Sandra (Sandra Blázquez) la necesita.

Quintero entra en coma por salvar la vida de Alicia, pero luego ella se marcha a Valencia dejándole con Julio (Javier Abad), quien regresa al barrio. Luego consigue despertarse y finalmente consigue volver a ponerse al mando de Transportes Quintero con la ayuda de su secretaria de siempre Marisa.

Aquí comienza su vida política en una trama en la que entra Isabel Azcárate (Luz Valdenebro) en la que compiten por Distrito Sur, pero todo se tuerce cuando Maica regresa de México. Junto a ella, días después regresa Sandra, pero con el fin de conseguir dinero ha transportado droga para el cártel de Jalisco.

Por lo que finalmente el cártel secuestra a Sandra para conseguir el dinero que habían perdido, y Quintero se une con la policía para hacer un intercambio y rescatarla. Pero todo sale mal y descubren que es una trampa y disparan a Sandra, pero Maica se interpone entre medias. Si Quintero logró sobrevivir a la bala capítulos atrás, Maica no pudo.

Tras esto Quintero comienza la venganza contra el culpable del soplo a los mexicanos, Santos Mercader. Dando paso a una de las tramas más apasionantes de la temporada.

Fernando Quintero comenzó siendo uno de los villanos de la serie y se ha convertido en uno de los personajes más queridos. Y es normal, ya que sin duda, es uno de los personajes con mayor evolución en toda la serie y una de las piezas fundamentales del éxito de “Servir y proteger”. A Eduardo Velasco le sienta de lujo interpretar a este personaje.

Paty y Toni, Toni y Olga, Olga y Julio, Paty y Paolo

Una de las principales novedades de esta temporada ha sido la llegada a la comisaría de un agente en prácticas. Toni Ríos (Alejandro Jato) se ha convertido en otro de los grandes aciertos de la serie. Un personaje muy fresco, muy vivo y que cada cosa que hace le sale mal al pobre.

La está siempre liando, pero también siempre intenta arreglarlo y ser un buen policía. Al final hemos visto como ha aprobado las prácticas y se va a quedar en Distrito Sur. Desde el comienzo comenzó teniendo muy buen feeling con Olga (Denisse Peña) y con Paty (Sandra Martín). De hecho comenzó a quedar con las dos a la vez hasta que las dos se enteraron. Fue una trama graciosa y muy bien llevada.

Comenzó a salir con Paty, para luego volver a liarse con Olga, por lo tanto Paty se enfadó mucho con él, y con razón. Rompieron. Volvió a Distrito Sur Julio Quintero, ya que su padre estaba en coma, por lo que se reencontró con Olga. Los dos habían mantenido una relación antes de que él ingresara en un centro psiquiátrico, pero ya estaba curado, a pesar de que tuviera una recaída durante su regreso al barrio.

Finalmente Olga y Julio se marcharon a Verona donde están viviendo actualmente. Julio más tarde regresó cuando se murió Maica, la novia de su padre y le vio muy deprimido haciéndose momentáneamente con el control de Transportes Quintero.

Durante este tiempo Paty y Toni volvieron a darse una oportunidad y comenzaron una relación. Todo iba bien hasta que Paty cogió unas vacaciones y se marchó a Italia con Olga. Allí conoció a Paolo, con el que comenzó una relación. Por lo que cuando regresó al barrio se lo contó a Toni, rompiendo con él. Él tuvo la oportunidad de liarse con Violeta García de Zúñiga (Martina Stetson), pero no lo hizo por respeto a Paty.

Esto ha provocado que rompieran y que Toni estuviera a punto de elegir otro destino, pero finalmente se quedará. Por lo que tendrá que conocer a Paolo próximamente ya que formará parte de la cuarta temporada de la serie. Y mi teoría es que Toni encontrará el amor en la nueva agente en prácticas y sobrina de Bremón, sería lo lógico conociendo a los guionistas de la serie.

Miralles y su familia por Italia

Uno de los amores de Toni fue Olga como ya he dicho anteriormente y ella es la hija adoptiva de Claudia Miralles (Luisa Martín). Durante la primera mitad de la temporada ella estuvo a su lado en todos los malos momentos, ya que su marido Antonio (Roberto Álvarez) había decidido quedarse en Italia. Para la segunda parte las tornas se invierten. Olga se marcha a Verona y Antonio regresa a la serie.

Ellos han sido su apoyo en los momentos más duros para ella. Como el secuestro de Alicia, cuando el estrangulador de mujeres atacó a una vecina suya o cuando Santos Mercader intentaba hacerse con el control de la droga desde Distrito Sur. No recuerdo grandes tramas para Miralles esta temporada, pero sigue siendo el eje de las tramas.

Para Antonio le han dado al final la oportunidad de lucirse y destapar a su compañero y amigo médico, el doctor Salcedo (Luis Fernando Alvés), cuando nadie le creía. A excepción de su compañera de trabajo Andrea (Carolina Clemente), personaje que espero que siga saliendo en la serie ya que podría dar juego a alguna trama, sobre todo en el hospital.

Espe y el estrangulador Pablo Baeza y la muerte de Fede

Un nuevo escenario esta temporada ha sido la ferretería de Damián. Junto a él llegó su ayudante Pablo Baeza (Pau Cólera), convirtiéndose en otra de las revelaciones de la temporada. No podía ser un personaje muy querido cuando se descubrió que él era el estrangulador de mujeres que había estado atacando el barrio durante varias semanas.

Esta trama se convirtió en una de las más impactantes de la serie, ya que Pablo era el novio de Espe (Mamen Camacho), quien no se olía nada. Quien sí se dio cuenta fue Fede (Jimmy Barnatán), el compañero de piso de Espe y también policía. Entre Fede y Pablo se vivió una de las escenas más tristes e impresionantes cuando el primero pilló in fraganti al segundo en el parking de un supermercado, pero Pablo le acuchilló acabando con la vida del policía.

Fede era el alma de la serie y acabar con su vida de una forma tan cruel dejó a Espe rota. Cabe destacar que Lola (Elisa Mouliaá) regresó para unos pocos capítulos para apoyar a Espe tras la muerte de Fede. Se agradece siempre volver a ver a personajes antiguos. Pero más rota se quedó cuando descubrió que su novio Pablo era el estrangulador y que Fede siempre tuvo la razón. Fue demasiado tarde ya que él la secuestró con el fin de que hicieran una familia juntos. La policía le acabó pillando y deteniéndole, pero ahí no acabó todo, porque Espe se quedó embarazada de él.

Tras las dudas que Espe tenía si tener al hijo o no, Pablo se escapó de la cárcel e intentó matarla en su propia casa, por lo que ella se defendió acabando con la vida de su ex novio. Fue un duro golpe para Espe y a partir de ahí empezó a perder protagonismo, teniendo como única trama  en la que perdió el bebé debido a un golpe de Aitor Escalante (Luis Miguel Seguí).  A partir de ahí comenzó a prepararse las oposiciones y ha sido un personaje de apoyo.

Al igual que Nacha (Silvia Sanabria), de quien así de primeras no recuerdo ninguna trama principal para ella esta temporada. Aun así ellas han sido prácticamente los dos únicos personajes que se han mantenido durante toda la temporada. Las dos son el carisma de la comisaría.

La relación de Merche y Bremón

Merche Zamora (Maru Valdivieso) fue la última en incorporarse a la comisaría y para mí, ha sido el fichaje más flojo de esta temporada. Desde un primer momento se veía que tenía química con el comisario Bremón (Juanjo Artero) y aunque primero intentó ligar con Damián, él la rechazó.

Las puertas a que esta relación surgiera se abrieron cuando la mujer de Bremón murió y al poco tiempo él ya estaba con Merche. No ha sido un personaje que haya destacado mucho y no creo que haya aportado nada diferente a la serie, por lo que me alegro que su relación con Bremón terminara y se marchara a Tailandia.

La única cosa buena que ha traído en mi opinión el personaje de Merche ha sido el de hija Aitana (Aida Oset). Ella ha sido una gran recurrente esta temporada y le dio un poco de importancia al personaje de Nacha. Aida Oset creo que ha estado bastante bien, y la única cosa mala que veo a que Merche haya abandonado la serie es que Aitana casi seguro que no volverá. Pero quien sabe si la vuelven a destinar al Centro de Salud El Tejo…

El triángulo Silvia-Álvaro-Sara

Desde el principio se vio como Álvaro Soler (José Lamuño) iba a tener que decidir entre la chica que le gustaba (Silvia) y la chica que estaba enamorado de él (Sara). Durante unos capítulos estuvo con una, durante otros se enamoró de la otra, y así en un bucle que parecía que no iba a tener fin. Pero todo terminó cuando Sara (Edurne) decidió abandonar el bar.

El personaje de Sara tenía todas las papeletas para no seguir más de una temporada. Durante la primera mitad se limitó a ser la opción B de Álvaro y a ser la camarera del Moonlight. Menos mal que en la segunda mitad le metieron la trama con Carlo D’Agostino (Ettore Colombo) y se pudo lucir. Él intentó aprovecharse de ella con el fin de meterla en el mundo de la canción. Todo esto ocurrió cuando ella era la nueva secretaria de Quintero quien acabó defendiéndola y consiguiéndola un trabajo como cantante (normal, es Edurne) en Cataluña.

Su primera actuación de su tema “Demasiado tarde” ha sido uno de los mejores momentos de la temporada, pero su personaje no ha destacado casi nada.

Tras la salida de la ecuación de Sara, se unió el inspector Font (Miguel Ángel Blanco) a la comisaría y Silvia no pudo evitar meterle en el triángulo amoroso.

La familia Soler (Luis, Álvaro, Elvira y Ricky)

La razón por la que la temporada ha tenido tanto éxito depende sobre todo por esta familia de delincuentes que llega al barrio en los primeros capítulos y ya se sabe que los malos siempre son los que mejor caen. Ya funcionó con Quintero y esta temporada los Soler han repetido la fórmula.

Elvira Soler (Marta Calvó) es la matriarca de la familia y para ella lo más importante son sus tres hijos (por eso lleva un collar con las iniciales de cada uno de ellos). Del más pequeño ya hemos hablado. Él es Álvaro, con quien al principio yo tenía mis dudas ya que José Lamuño no le veía como un gran actor, pero ha sabido convencerme, sobre todo en los últimos capítulos y creo que podría dar mucho juego en el futuro.

Pero sin duda, para mí, mi Soler favorito es el hermano mayor, Luis (Tito Asorey). Él es el dueño y regente del Moonlight y el encargado de llevar las riendas de la familia. Ocultó su orientación sexual con la ayuda de Sheila (Rocío Monteagudo), un personaje muy interesante y una actriz que ha sido un descubrimiento, pero su familia acabó sabiéndolo y obviamente aceptándolo.

Si Luis era el cabecilla de los hermanos, quien estaba por encima de ellos era Elvira. Marta Calvó la ha interpretado magistralmente y aunque ahora tenga Alzheimer, sigue dando tanta guerra como al principio. Protegió a su hijo Álvaro de que Carvajal (Roberto Chapu) le matara, protegió a su hijo Ricky (Samuel Viyuela) de que fuera a la cárcel y acabó pagando ella. Siempre está protegiendo a los suyos.

El Moonlight ha sido el eje de numerosas tramas y uno de los principales lugares de reunión de los personajes. Allí ha pasado de todo. Por lástima acabaron vendiéndoselo a Santos Mercader, y ya no volvió a ser lo mismo.

Cuando Mónica Llorens (Paloma Otero), una amiga de la familia de toda la vida, fue rechazada por Carlo D’Agostino ellos hicieron que la cogieran en el trabajo. Más tarde la actriz murió a manos de Pablo Baeza, dando el primer duro golpe que ha sufrido la familia esta temporada.

Más tarde regresaría el padre de la familia Gabriel Campos (Tomás del Estal) recordando viejos tiempos en los que él era el líder de la familia y preparaban golpes juntos. Tras ser perseguido por la policía fue a por Elvira para que le diera más dinero, siendo rescatada por Álvaro, quien acabó con la vida de su padre sin querer.

Otro personaje que se ha relacionado con la familia ha sido el de Coco (María Ballesteros). Amiga de la cárcel de Elvira quien le ha ayudado en varias ocasiones y a quien espero volver a ver de vuelta en la cuarta temporada. Me pareció alguien muy interesante y con mucho potencial para tramas diversas.

Por último las tramas de Ricky se han basado en una relación amor odio con las drogas, ayudar a su padre cuando los demás repudiaban de él y realizar numerosos atracos y hurtos. Un pieza.

La llegada de Ángela Betanzos

Tras la muerte de Fede, la UIT de Distrito Sur necesitaba un sustituto y ahí entró Ángela Betanzos (Lara Martorell). Por primera vez una mujer transexual interpretaba a un personaje así en una serie diaria y ha sido un gran acierto. Importancia ha tenido poca de momento en las tramas. Estoy dudando de si pasará a ser la nueva compañera de piso de Silvia y Espe, o si lo será el personaje que interpretará Paula Prendes.

Su discurso cuando los periódicos intentaron usar en su contra el cambio que había sufrido ha sido otro de los momentazos de la temporada. Espero mucho más protagonismo para ella en un futuro.

Elías y el alcoholismo

Otro de los temas que han vuelto esta temporada ha sido el alcoholismo de Elías Guevara (Fernando Guillén Cuervo) tras el accidente que sufrió por su culpa su hijo Israel (Juan Salcedo).

Con la ayuda de María consiguió superarlo, pero rápidamente volvió a recaer, por lo cual abandonó la serie para irse a París a un centro para dejarlo y además porque estaba sancionado seis de meses en el trabajo. Pero tranquilos, que volverá en la siguiente temporada.

María (Pepa Aniorte) sigue siendo el corazón de la serie y ella siempre está dispuesta a ayudar a los demás. Al final se marcha para ver cómo avanza Elías, pero también regresará al barrio para el capítulo de este lunes.

Santos Mercarder y el inspector Font

Con la muerte de Maica comienza oficialmente la trama principal que abordó la serie durante la segunda mitad de la temporada. El narcotráfico volvió de nuevo a ser el protagonista con un valenciano como líder. Uno de los villanos más crueles y despiadados que recuerdo haber visto en televisión, Santos Mercader (Iván Hermés). Una actuación fabulosa por parte de Iván Hermés ha conseguido a que sea, yo creo, el mejor villano de toda la serie. Superando al intento de Pablo Escobar, Alejandro Somoza, a Sofía Collantes y cualquier asesino o estrangulador que haya pasado por la serie. Santos es uno de esos personajes que marcan un antes y un después. A mí me vendes una serie entera de él y me la veo.

Junto a él llegó también de Valencia, el inspector Alejandro Font (Miguel Ángel Blanco). ¿Veis? Valencia otra vez. Se convirtió en la mano derecha de Silvia Orestes y juntos intentaron acabar con Santos Mercader, pero obviamente Santos tenía algo a su favor. El inspector Font se encargaba de comentarle todo para que siempre fuera un paso por delante. Un giro magistral, que hubiera sido complicado de prever si no hubiesen tanteado la posibilidad de un topo. Pero Font fue un topo incluso cuando no estaba por Madrid.

La guerra de la familia Soler contra Santos Mercader fue digna de una película. Él se encaprichó de Luis Soler, con quien comenzó una relación, pero claro, Santos quería más y les chantajeó para conseguir el Moonlight. Pobre Juan, que tuvo que tener a un narcotraficante como el nuevo jefe.

Quien tampoco tragaba a Santos era Quintero, ya que por su culpa Maica había muerto y Sandra volvía a estar secuestrada. Él y Luis planearon un plan casi perfecto (con la ayuda de un divertido Eladio interpretado por Yiyo Alonso) si la policía no se hubiera metido entre medias. Font se enteró de los planes y se los contó a Mercader, quien no tuvo más remedio que cargarse a su amor Luis haciendo como si todo hubiera sido un suicidio.

Luis, minutos antes, se había despedido tanto de Álvaro, Ricky y Elvira, algo que ya dejaba ver cuál sería el final del mayor de los Soler. Otra de las muertes más tristes de la serie, ya que fue principalmente culpa de la policía. Rabia e impotencia.

La muerte de Luis abrió la sangriada de muertes en Distrito Sur. La siguiente en caer fue la protagonista desde la primera temporada Montse Ibarra (Susana Béquer). Ella es sin duda un personaje que ha pasado sin pena ni gloria por la serie. Sufrió un cáncer y le superó, el estrangulador intentó matarla y sobrevivió, pero descubrió que Font era el topo y él acabó con su vida. Fue un duro golpe para Miralles, ya que era su amiga.

A mí me pareció bien que hicieran desaparecer a este personaje que llevaba mucho tiempo sin pintar nada en la serie. A mí en lo personal, no me gustaba, pero al menos tuvo un final digno al descubrir quién era el topo.

El siguiente en caer fue precisamente el inspector Font al beber un veneno muy potente que Santos Mercader le dio. Él nunca deja cabos sueltos y Font era uno, sobre todo tras matar a una policía.

Y aquí ya llega la gran muerte de la temporada en el penúltimo episodio, en el cual consiguieron acabar con Santos Mercader. ¿Le detuvo la policía? ¿Le mató Quintero? Pues no. Llegó el momento más sorprendente de la temporada, en una de las escenas con mejores efectos especiales de la serie, cuando Álvaro Soler, el Soler que siempre había renegado de realizar crímenes mata a los guardaespaldas de Mercader y con él en el suelo consigue acabar con la vida del narcotraficante. Una matanza en toda regla, que puede convertir a Álvaro en un justiciero como por ejemplo Batman para la siguiente temporada. Sin Luis él se tendrá que hacer cargo de la familia.

Espero seguir viendo más veces a Iván Hermés con papeles así en televisión. Una delicia, de verdad.

La venganza de Damián: Marga, José Manuel, el Boli, Iriarte y Ricky

Aquí la trama que mayor recorrido ha tenido durante toda la temporada. Conocimos al ferretero Damián (Antonio Garrido) como una persona amable que se había venido desde Salamanca y que tenía una hija arquitecta, pero no era quien aparentaba ser (al igual que su empleado Pablo Baeza).

Con el descubrimiento de que tenía una pistola, los espectadores ya pudimos pensar que algo escondía. Contrató a un ex policía a quien Bremón se la tenía jurada llamado Pedro Iriarte (Daniel Albaladejo) y ya se sabía que algo buscaba.

Iriarte le trajo a José Manuel López (Richard Holmes), a quien Damián le dijo que era su padre, pero no. Solo quería matarle por haber violado a su hija dos años atrás. Y le mató a sangre fría.

José Manuel le reveló del otro chico que estuvo allí aquella noche. Adrián Bolaños (Fede Aguado), alias “El Boli”, llegó a Distrito Sur tras mucho insistir Damián para que saliera de la cárcel y le dieran el tercer grado. Comenzó a trabajar en la ferretería. El Boli puede que haya sido de los personajes recurrentes más carismáticos que haya tenido la serie. El Boli se había vuelto un devoto en la cárcel y había decidido dejar de hacer el mal. Damián comenzó a tener dudas sobre si matarle o no, pero las dudas desaparecieron cuando durante un intento de atraco El Boli le salvó la vida.

Poco tiempo después vivimos la muerte del Boli a manos de un antiguo compinche suyo, a quien Damián se negó a ofrecer su ayuda. Damián había estado desaprovechado la primera mitad de la temporada, pero la segunda se lució con su parte más vengativa.

Tras la muerte del Boli regresó al barrio Marga Pérez (Sara Vidorreta), la hija de Damián. Ella se convirtió en su ayudante y también ha sido un soplo de aire fresco para la serie. A Sara Vidorreta la llevaba siguiendo la pista desde Vis a vis, y ver que iba a salir en Servir y proteger fue una gran noticia. Ojalá su trama hubiera durado más, pero ha sido un lujo poder verla durante tantos capítulos.

Ella comenzó una relación con Ricky Soler, el hijo pequeño de la familia, y todo iba muy bien hasta que Ricky descubre que ella era la chica en cuya casa entró dos años atrás en Salamanca. Él no la violó, pero iba tan drogado que no pudo hacer nada para evitarlo. Damián descubre que él era el tercer chico por lo que le engaña para que fuera a la ferretería donde le amordaza e intenta acabar con su vida.

Pero Marga llega y evita que le mate. Acto seguido llega Bremón y acusa a Damián de haber matado a Pedro Iriarte y José Manuel. Pedro Iriarte tras descubrir que había matado al segundo había comenzado a chantajear a Damián a cambio de dinero con una frecuencia de una vez al mes, por lo que Damián terminó acabando con su vida.

Damián es detenido y juzgado, mientras Marga deja a Ricky por razones obvias. Él recae en las drogas, ya que Marga hubiera roto con él y que su hermana Luis hubiera muerto por culpa de Santos Mercader le había dejado muy tocado. Además la policía había descubierto su relación con el caso de Marcos Carvajal, por lo que comenzó a huir, pero con el mono.

Así nos encontramos el último capítulo donde la policía le localiza en el barrio y él acaba tomando como rehén a punta de pistola a Paty. Tras llegar su madre, él decide soltarla y confesar que mató a Carvajal (aunque fuera su madre). En ese momento coge la pistola y parece que va a disparar a Miralles, aunque no queda nada claro ya que no tendría motivos para dispararla.

Miralles responde disparándole a él y acabando con la vida del menor de los Soler. En apenas dos semanas Elvira ha perdido a dos de sus tres hijos. Y el segundo murió en sus manos literalmente. Y Miralles tras matarle tan solo se le ocurre decirle: “Lo siento”. Por lo tanto, me parece muy interesante la posible venganza que pueda tener en contra de Claudia. ¿Atacará a Antonio? ¿O irá a algo más personal? Sin duda con el nuevo justiciero Álvaro por el barrio todo puede suceder. Y que un policía haya matado a su hermano pequeño no creo que le haga muy feliz.

Elvira y Álvaro con Coco tras el funeral de Ricky (Fuente: Twitter de la serie)

La temporada 4

Con todas estas cuestiones por responder se presenta la cuarta temporada de la serie que comenzará el lunes 23. A las 17:15 en RTVE comenzarán los próximos 200 episodios con numerosas novedades.

Entre ellas se encuentran los nuevos fichajes. Mateo Bremón será interpretado por Dani Muriel y será el hermano del comisario Bremón. Hasta hace poco vivían en Barcelona y se han mudado a Distrito Sur ya que su hija va a ser la nueva policía en prácticas tras que Toni finalizara sus prácticas.

Emilio Bremón y Paula Bremón (Fuente: Twitter de la serie)

Paula Bremón será interpretada por Cristina Abad y ella es el fichaje de la nueva temporada que tengo más ganas de saber cómo encajará con los demás. Su madre es Verónica Figueres y será interpretada por María Molins. Y la mano derecha de Mateo Bremón será Andrés Coll, interpretado por Patxi Freytez.

El otro nuevo vecino del barrio será un trabajador social llamado Miguel Herrera interpretado por Sergio Mur. ¿Será el nuevo novio de Espe? ¿O le van a dar un amor a la inspectora Betanzos?

Uno de los regresos de la nueva temporada será el de Alfonso Antúnez (Javier Tolosa), quien ya estuvo detrás de Montse Ibarra cuando le robaron un arma. Esta vez investigará a Claudia Miralles por haber matado a Ricky Soler. Otra nueva incorporación será la de Paolo, el novio italiano de Paty y también veremos pasar por Distrito Sur a la familia de Toni Ríos.

Imagen de la nueva temporada con Toni, Miralles y Espe (Fuente: Twitter de la serie)

A la comisaría también llegará Lara Muñoz a quien interpretará Paula Prendes. ¿Será ella la sustituta de Merche Zamora? En teoría así debería ser, ya que su hueco ha quedado libre.

Conclusión

Es una serie recomendable, que no hace ver todos los capítulos para seguirla y es una de las series que más cuida todos los detalles, y eso es digno de admirar. Tirso Calero realiza un gran trabajo con la serie y suele ser muchos días la serie más vista en diferido a través de la web, por lo que algo bien están haciendo.

Para la nueva temporada espero muchas novedades, regresos de personajes como el de Coco y muchas nuevas sorpresas, algo que caracteriza a la serie, ya que siempre se reinventa. Tampoco estaría mal la visita de algún antiguo vecino del barrio como Max Fernández (Miguel Ortiz), el padre de Paty; Salima (Mina El Hammani), que se fue a Guatemala; Alicia Ocaña e Íker Lemos u Olga.

Y ojalá nos sorprendan enseñándonos el programa que Merinero grabó para la serie. Sería digno de ver.

  • Lo mejor: Llegar a tal punto de conocer a los personajes tanto que se generan situaciones que te hacen gracia (como entender los piques de Antonio, el odio de Damián hacia Ricky o los comentarios con puntilla de Espe).
  • Lo peor: Cuando se crean pequeñas licencias de guion (como que el Boli y Ricky nunca se encontraran estando en la misma zona o que Font fuera el topo en el caso de la muerte de Maica Vallejo).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.