Inicio Cultura Cine Crítica BSO | Van Helsing (Alan Silvestri)

Crítica BSO | Van Helsing (Alan Silvestri)

0
Van Helsing Alan Silvestri
Carátula de Van Helsing

Análisis de la banda sonora de Van Helsing, compuesta por Alan Silvestri

Después de éxitos como las dos primeras entregas de La Momia (The Mummy, The Mummy Returns) el director Stephen Sommers volvió a la carga en 2004 con un nuevo espectáculo cargado de aventura, fantasía y acción: Van Helsing.

Van Helsing Alan Silvestri
Van Helsing

Una auténtica montaña rusa adrenalítica en la que el realizador estadounidense nos mostraba a un personaje muy diferente al que el escritor Bram Stoker nos relató en su  famosa novela Drácula.

Van Helsing Alan Silvestri
Van Helsing

Sommers transforma al eterno némesis del conde vampiro en un mercenario que trabaja para la Santa Sede del Vaticano, cazando toda clase de monstruos (algo así como el Jack Crow del filme de John CarpenterVampiros).

El atractivo del filme, además de su espectacular diseño de producción, los impresionantes efectos y poder disfrutar de un Hugh Jackman que se lo pasa en grande interpretando al personaje junto a la siempre agradable presencia de Kate Beckinsale, era el hecho de que en un mismo filme se juntaban tres de los monstruos más clásicos del cine de terror: Drácula, el monstruo de Frankenstein y el hombre lobo.

Esta frenética aventura contaba con el regreso del espectacular compositor neoyorquino Alan Silvestri, tras su última colaboración con Sommers en El Regreso de La Momia.

Van Helsing Alan Silvestri
Alan Silvestri

Silvestri construye una partitura con claro sabor a música de aventura, cargándola de excelente orquestación y sonido de gran corte épico que inyecta la adrenalina suficiente a la historia.

Prólogo con sabor clásico

El score se inicia con el potente fragmento Transilvania 1887, en el que un excelente uso de los scherzos de violín y  percusión dan un toque majestuoso a la composición, actuando de dos modos:  como marcha que acompaña a los habitantes del pueblo en su ataque al castillo de Frankenstein y como tema de los vampiros, describiendo mediante obstinatos de cuerda a estos terroríficos seres comandadados por el conde Drácula (Richard Roxburg).

Alan Silvestri continua orquestando este magnífico prólogo con Burn It Down!, donde vuelve la percusión continuando su intensidad al lado del ataque de los transilvanos.

Seguidamente el ritmo desciende, introduciendo un solo de cello oscuro y penetrante que nos presenta al conde Drácula.

El violín alza las notas, para mostrarnos la creación del Doctor Frankenstein, un monstruo que ansia el vampiro para un oscuro plan. Es entonces cuando el compositor inyecta un nuevo conjunto de scherzos que relatan el temor del Doctor cuando se enfrenta al conde,  prosiguiendo su manto de oscuridad en un in crecendo que eclosiona en una poderosa melodía que acompaña al ataque del conde al Doctor.

La percusión vuelve a entrar en escena fusionándose a un nuevo enfrentamiento, el del Monstruo con el Vampiro.  El compositor, a continuación nos introduce el tema de Frankenstein, donde la percusión forma una base en asociación con la cuerda y viento.

Regresan las notas de trompeta junto al atronador sonido para acompañar a la huida del monstruo asediado por los habitantes del pueblo, finalizando en un clímax final donde Frankenstein perece en un molino. Las notas de cuerda, en clara ascensión, nos hacen sentir el miedo del ser, acorralado por los transilvanos.

La composición prosigue con la irrupción del tema de los vampiros. Ejerce un fuerte poder orquestal, nuevamente utilizado para acompañar la aproximación de los terribles seres al lugar de la tragedia.

Van Helsing Alan Silvestri
Van Helsing

Presentando a Van Helsing 

En anteriores líneas os había contado que Sommers obvió el aspecto clásico con el que conocemos al clásico doctor Van Helsing que aparece en las adaptaciones clásicas del conde Vampiro.

Pues bien, Silvestri recoge esa lanza y crea un tema muy acorde para este nuevo cazador de Monstruos, introduciendo tres claves musicales que definen al héroe:

  • El inicio del sonido de una campana, simbolizando su tarea de verdugo que no es otra que la de destruir monstruos, como vampiros, brujas o seres infernales.
  • Acordes de guitarra que describen su personalidad de mercenario sin escrúpulos, siempre arropado en su soledad.
  • La base coral que acompaña dichos insertos, haciendo conexión directa con la Iglesia.

Todo ello, envuelto en una explosión de percusión. Evoca así al sonido épico aventurero que sirve de presentación en el fragmento One year later y será utilizado en buena parte del score.

Van Helsing Alan Silvestri
Van Helsing

Primeros enfrentamientos vampiricos en Transylvania

Attacking the Brides es un tema de gran fuerza frenética. A través de intensos cambios de ritmo fusionados a bases corales, obstinatos y pasajes de cuerda, se envuelven los Scherzos que constantemente revolotean en plena locura musical, describiéndonos el primer enfrentamiento de Van Helsing con las novias de Drácula.

Van Helsing Alan Silvestri
Van Helsing

La incursión de Van Helsing en el castillo de Frankenstein da lugar al primer encuentro con el rey de los vampiros.

Castle Dracula y Bat Attack forman un conjunto musical donde, el compositor expresa todo lo acontecido en esta primera Batalla.

Desde un inicio marcado de suavidad, donde Silvestri introduce el tema de Anna (Kate Beckinsale), con un dulce y delicioso uso del violín. Describe a  la princesa transilvana a través de su honradez, su bondad y su valentía, hasta finalizar con un pequeño extracto del fragmento ya escuchado en el prólogo.

El siguiente es pura acción, donde el compositor nos ofrece un bombardeo de percusión y pasajes orquestales de gran intensidad junto a bases corales, acompañando el ataque de los pequeños hijos de Dracula a los habitantes del pueblo.

La percusión prosigue con movimientos de cuerda cargados de velocidad acompañando al intento de rescate del hermano de Anna, Velkan por parte de Van Helsing.

En Triangular ScarsSilvestri desata continuos regresos al fragmento inicial del prólogo, junto la percusión y trompas disparando  acción a la secuencia. Momento en que el compositor inyecta al fragmento una nueva fanfarria, de sonido aventurero junto a insertos corales, describiendo la espectacular huida de nuestros protagonistas del castillo.

Van Helsing Alan Silvestri
Van Helsing

Ataque en el bosque y el vals de los vampiros 

Van Helsing encuentra accidentalmente al monstruo de Frankenstein, al que busca ansiadamente Dracula, ya que él es el único que a través de su energía puede dar vida a sus pequeños monstruos. Nuestro protagonista decide llevarlo hasta la Santa Sede donde podrá resguardarlo del conde. Transylvanian Horses orquesta dicha huida que se ve asaltada por el ataque de las novias del vampiro.

El tema principal toma punto de partida mostrándonos la frenética carrera que mantiene nuestro héroe dirigiendo los valientes caballos a través de los Cárpatos.

Todo ello se diluye con un descenso de la tonalidad,  ambientando el misterio de ese paisaje repleto de tinieblas, que es asaltado por un fuerte golpe orquestal arropado por la percusión. Se ejecuta un nuevo cambio de ritmo y se introduce la fanfarria aventurera, describiéndonos la lucha del cazador con los seres diabólicos, a través de un conjunto de obstinatos donde la cuerda y el viento son protagonistas y que acompañarán al fatal destino de una de las novias.

El tema aventurero es retomado en la segunda parte del fragmento, donde la percusión incesante e insistente tomará el control del sobresaliente festival sinfónico cargado de acción que nos ofrece el compositor.

Van Helsing Alan Silvestri
Van Helsing

Anna es capturada y Van Helsing, junto a su ayudante, Carl (David Wenham) acuden a un palacio donde Dracula les prepara un comité de bienvenida.

Silvestri nos deleita con un bellísimo y espectacular vals en el tema All Hallows eve Ball, donde los deliciosos movimientos orquestales son sorprendidos por una carga de percusión, mimetizándose junto la transformación del vampiro, dispuesto a morder a la bella Anna.

Van Helsing Alan Silvestri
Van Helsing

Confrontación Final y el Destino de Anna 

Helsing descubre que ha sido arañado por Velkan, convertido en hombre lobo en el ataque ocurrido en el bosque. Su última posibilidad esta en el castillo del vampiro, donde se encuentra el antídoto, pero nuestro héroe también deberá salvar a Frankenstein, capturado por el conde y recluido para utilizar su energía.

Van Helsing, Anna y Carl finalmente encuentran el castillo donde tendrá lugar su última batalla contra el vampiro.

Dracula’s Door, Everyone fights, Beast vs Beast y Reunited forman este último bloque donde Silvestri retomará la base coral junto a pasajes de tonalidad intrigante para mostrarnos la morada del conde.

Van Helsing Alan Silvestri
Van Helsing

Seguidamente entramos en la acción más frenética, donde el compositor utilizará parte de fragmentos ya escuchados, como el Prólogoel tema principal, la fanfarria aventurera o el tema de Frankenstein. Todos ellos se ven envueltos en progresiones orquestales a las que la percusión no dejará de acompañar junto a potentes bases corales formando la comunión perfecta para mostrarnos esta espectacular batalla definitiva.

Van Helsing Alan Silvestri
Van Helsing

El tema de Anna, regresa para ambientar la escena final, donde comprobamos cómo el alma de la fallecida princesa transilvana se reúne junto a su familia ante la mirada triste de nuestro héroe.

La melodía, interpretada en una exquisita tonalidad, es fusionada junto al tema de Frankenstein, mostrándonos también la despedida del monstruo que consigue finalmente su ansiada libertad.

La epicidad también es evocada en una pequeña pincelada  dando entrada a la percusión que potencia la intensidad de la composición, consiguiendo un broche final perfecto al score.

Conclusiones del trabajo de Alan Silvestri 

El compositor neoyorquino se luce y crea una partitura donde reina la música de aventura y la acción, potencia bajo bases corales el aire gótico del filme y utiliza muy sabiamente la percusión junto a una excelente orquestación.

El eslogan del filme reza La aventura vive para siempre.¿Estáis dispuestos a descubrirla junto a Alan Silvestri?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.