Connect with us

Baloncesto

La mejor final y el mayor escándalo entrelazados

Published

on

El partido de ayer fue, sin duda, una de las mejores finales de Copa del Rey que se recuerdan. La corona se la llevó el Barça, probablemente justo vencedor, tras esa épica remontada de 16 puntos en apenas tres minutos, pero la actuación arbitral se encargó de taparlo.

El baloncesto tiene una magia especial. El punto de emoción del que dispone es incomparable al de cualquier otro deporte. La final de ayer tuvo todos los ingredientes que debe disponer un partido de esta categoría: Épica, drama y triunfo sobre la bocina.

Desgraciadamente, más allá de que tanto Madrid como Barça se rebelasen ante la adversidad cuando lo tenían todo perdido y de que el milagro de Pesic continúa, de lo que todo el mundo habla es de los errores de bulto que cometieron los tres colegiados: Juan Carlos García González, Miguel Ángel Pérez Pérez y Benjamín Jiménez Trujillo.

La teoría de la compensación

No hay explicación alguna para no ver la falta antideportiva de Randolph a Singleton. El ala-pívot del Real Madrid noqueó al pívot del Barça en una acción que hubiera supuesto la sentencia de la final y que, de haberse señalado, nada de lo que vino después habría sucedido.

No se señaló, pero más clamoroso fue decretar tapón ilegal de Randolph a Tomic en la última jugada del partido. Más si cabe que los tres colegiados revisaron el ‘instant replay’ y, aun así, decidieron dar por válida la canasta. Una decisión que le quitó de las manos la Copa del Rey al Real Madrid para dársela al Barça.

No hay ninguna razón para haber hecho eso. La única explicación que se puede extrapolar es que los árbitros reconocieran su error previo en el lance del esloveno con Singleton y, como disculpa, decidieran devolver al Barça lo que le habían arrebatado. No hay otra y, si esto es cierto, la imagen de estos tres hombres y de la ACB queda realmente tocada. La mejor competición de baloncesto de Europa requiere de seriedad y es inadmisible que esta final y el triunfo del Barça queden en un segundo plano por culpa de una supuesta moralidad.

El Madrid se plantea abandonar la ACB

Por si no era suficiente, la bomba saltó tras la rueda de prensa de Pablo Laso y de Juan Carlos Sánchez, Director de la Sección de Baloncesto del Real Madrid. Según una información de esRadio, el Club blanco hará una consulta a sus socios para valorar si sigue o no en la ACB. La amenaza es real y no piensan quedarse de brazos cruzados después de que la historia se haya repetido por segundo año consecutivo.

“No es tapón, es rebote”, sentenció Pablo Laso. Sánchez fue incluso más allá. “No ha sido falta sino un tapón legal. Ya es el segundo año que ocurre una desgracia en el arbitraje para el Real Madrid. El año pasado nos callamos, pero sufrir otra circunstancia igual en la segunda Copa del Rey hace que no debamos callarnos aunque el partido lo ganemos o lo perdamos”.

Ante esto, el mandamás de la sección de baloncesto ha exigido a la ACB una rectificación y un reconocimiento de su error. “Yo les he pedido que hagan un comunicado oficial reconociendo que se han equivocado en esta jugada. Hasta aquí. Basta ya”. A ver qué sucede en próximos días, pero sin duda, el ambiente va a seguir ardiente en los próximos días.

El baloncesto está hecho para los que creen

La épica del Barça en el último cuarto o los últimos segundos heroicos del Madrid en la prórroga son un buen ejemplo de lo que es este deporte. Pelear hasta el final, no rendirse y no bajar los brazos. A pesar del meteórico tercer cuarto de los blancos en el que parecieron haber cerrado la final, los culés no se vinieron abajo. En apenas tres minutos desarmaron a su rival y remontaron los dieciséis puntos de desventaja.

La Copa parecía en los últimos segundos del lado culé, pero Llull se sacó de la chistera una última jugada con la que forzar la prórroga. El ADN del Madrid siempre obliga a luchar hasta el final incluso con un 87-92 en contra a falta de 14 segundos. Increíblemente, el conjunto blanco le dio la vuelta al partido. No por ello, el Barça se iba a quedar de brazos cruzados y en cuatro segundos demostró que no remontó para nada y se llevaron el título.

Una final que será recordada eternamente. La táctica quedó reemplazada por el corazón y la magia. El Barça fue justo vencedor, pero también lo hubiese sido el Real Madrid. Desgraciadamente, la exhibición que mostraron ambos equipos ante el mundo entero también quedó relegada a un segundo plano. Al margen de ello, también se pudo ver que tenemos a dos equipos candidatos a todo y que cualquiera ya teme al Barça. Como reflexión para concluir este artículo: El baloncesto es el deporte de la fe y de la superación y nadie puede ser más protagonista que el mismo.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: