Conciertos Crónica Cultura Música

Uxía, Javier Ruibal y António Zambujo: la unión del castellano, gallego y portugués en el Festival TerraCeo de Vigo

Uxía, Javier Ruibal y António Zambujo

Uxía, Javier Ruibal y António Zambujo actuaron ayer en la terraza del Auditorio Mar de Vigo de manera individual y a dúo.

Uxía, Javier Ruibal y António Zambujo deleitaron a los asistentes del Festival TerraCeo con una selección de canciones en castellano, gallego y portugués. Cada uno con su estilo, actuaron de manera individual, pero también se unieron para interpretar un par de temas. Así, Uxía actuó con Javier Ruibal y, más tarde, con António Zambujo.

Uxía

Uxía fue la encargada de abrir la cita en la terraza del Auditorio Mar de Vigo. Lo hizo acompañada a la guitarra por Sérgio Tannus e interpretando O aire. Tras el primer tema agradeció al Festival TerraCeo y al Concello de Vigo la apuesta por la música en vivo. É un pracer estar no TerraCeo, neste lugar de abrigo que é sempre a cultura e a música” agradeció Uxía. La siguiente en sonar fue Gardabicos, canción que compuso durante el confinamiento y que está vinculada a la iniciativa cultural gallega sobre mascarillas ecosostenibles que recibe el mismo nombre: Gardabicos.

Se sumó una guitarra más al espectáculo de la mano de Marcos Teira, que permaneció durante el resto de canciones. Uxía quiso homenajear a Fran Pérez, “Narf”, cantando uno de sus temas: Nana de Zemambiquo. El público no dudó en participar cantando algunos versos. Que ben cantades a través das máscaras!” señaló Uxía. Antes de interpretar As nosas cores explicó que la canción la compuso “para as mulleres de todo o universo» y que la revolución de las mujeres ha llegado para quedarse. 

uxía
Uxía y Sérgio Tannus / Foto: Antía Lago

Javier Ruibal se subió al escenario para interpretar un par de canciones junto a Uxía, que confesó su admiración profunda al presentarlo. Interpretaron dos poemas de Federico García Lorca, Es verdad y Adelina de paseo, convertidos en la canción Por tu amor me duele el aire. Continuando con los homenajes y los poemas cantados, del sur pasaron al norte. Uxía recordó al compositor porriñés Antonio Paz Valverde y quiso dedicar María Soliña, uno de los poemas que Celso Emilio Ferreiro incluyó en Longa noite de pedra, a toda su familia.

Javier Ruibal

Uxía, Sérgio Tannus y Marcos Teira abandonaron el escenario y dejaron a Javier Ruibal con su guitarra, comenzaba su parte individual. Javier Ruibal hizo alusión a lo vivido durante el confinamiento, que parecía que no iba a acabar, y agradeció la presencia de los asistentes. Agradezco a todos el entusiasmo por estar aquí y la alegría y la valentía para echarse a la calle. Gracias por haber venido” indicó antes de cantar Baile de máscaras, una de las múltiples que canciones que compuso durante el confinamiento. A pesar de que todas las canciones que interpretó surgieron durante esta etapa «mientras estaba encerrado haciendo kilómetros por casa» y no están publicadas, a excepción de Baile de máscaras, el público se animó a cantar y a seguir el ritmo con sus palmas. Javier Ruibal puso fin a su parte individual con una canción más rockera que sorprendió a los asistentes, sobre todo por los artistas que iba mencionando en la canción: «Para los malos humores, la mejor es Lola Flores. Deja el ibuprofeno, escucha a Kiko Veneno. Contra las infecciones, alguna de Los Ramones«.

Javier Ruibal
Javier Ruibal / Foto: Antía Lago

Regresaron al escenario Uxía, Sérgio Tannus y Marcos Teira para acabar con la primera parte del concierto y dar paso a António Zambujo. Javier Ruibal se mostró ilusionado por poder disfrutar del artista portugués: «Voy a escuchar por fin en vivo a António Zambujo, que me parece una gloria bendita de la naturaleza». Con la colaboración del público, que aplaudió y cantó, finalizaron su intervención. Un ave del paraíso, Heiche dar un bico, Para llevarte a vivir e Isla Mujeres fueron las últimas en sonar.

Uxía y Javier Ruibal
Marcos Teira, Javier Ruibal, Uxía y Sérgio Tannus / Foto: Antía Lago

António Zambujo

Al anochecer apareció António Zambujo, que llenó de dulzura y delicadeza el ambiente acompañado por su guitarra. A mitad de concierto explicó que comenzó con temas que aparecen en sus discos como Do avesso, Guia y Valsa de um pavão ciumento. Después interpretó tres fados antiguos, entre ellos Foi Deus de Alberto Janes.

António Zambujo
António Zambujo / Foto: Antía Lago

Invitó a Uxía a subir al escenario para cantar con ella Menina estás à janela y Dá-me uma gotinha d’agua. Continuó en solitario con dos canciones en castellano, Madera de deriva y Amapola, que pertenecen a su último álbum Do avesso. Antes de despedir la cita, António Zambujo aseguró que había disfrutado mucho y deseó que la próxima vez todo vuelva a la normalidad y sea posible dar abrazos y besos. Lambreta fue el broche de oro al recital, que finalizó con el público en pie.

uxía y antónio zambujo
Uxía y António Zambujo / Foto: Antía Lago

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: