Inicio Conciertos El Kanka: “Creo que esta gira va a estar a la altura...

El Kanka: “Creo que esta gira va a estar a la altura de lo que esperamos”

0
El Kanka. / Fuente: Paula Martín

El cantautor malagueño, El Kanka, presenta su nueva gira Donde caben dos caben tres.

El compositor malagueño, El Kanka, está de gira con su último espectáculo Donde caben dos caben tres que ya ha dado el pistoletazo de salida en Sevilla. TimeJust ha tenido la oportunidad de conocer un poco más de cerca esta nueva gira y cómo está viviendo el artista uno de los proyectos más ambiciosos de su carrera musical.

TimeJust: Esta nueva gira la presentaste por primera vez en Viñarock y es conocida como una de las más ambiciosas de tu carrera a nivel aforo, pero al ritmo que llevas las fechas se están agotando a pares, ¿cómo lo estás viviendo?

El Kanka: Esta gira es un reto como estamos locos y nos aburrimos pues decimos “venga vamos a apretar a ver si llegamos!” pero yo tengo mis miedos y mis preocupaciones. No sé cómo irán todas las fechas, pero es verdad que el pistoletazo ha sido muy guay porque en Sevilla agotamos una fecha, aunque la segunda no se llegó a agotar, pero estuve cerquita.

En total hemos estado cerca de unas 6 mil personas que es una barbaridad, en Valencia igual tampoco se agotó pero se quedó muy cerquita de agotarse, en Cádiz hemos agotado el Falla los dos días, Pamplona está ahora a punto de agotarse también quedarán como unas 100 entradas más o menos.

La verdad es que ha empezado muy bien, me estoy tranquilizando por momentos aunque no creo que termine de tranquilizarme hasta que termine el último acorde en el Wizink, allí en Madrid que es el último concierto que tenemos, pero la verdad es que ha empezado muy guay.  Creo que esta gira va a estar a la altura de lo que esperamos y ya te digo el comienzo ha ido muy bien, no quiero yo vender la piedra antes de cazarla, pero la verdad es que ha empezado muy bien.

TJ: Hablando de festivales, ya has estado en Viñarock con un aforo de unas 40.000 personas, podría decirse que ya estas hecho a los grandes aforos pero, ¿notas el cambio como algo más personal al ser una gira tuya propia?

K: Claro, yo estaba haciendo ya salas medianitas en algunos sitios, sí que estaba sobrepasando las mil personas pero es verdad que ahora estamos doblando y triplicando el aforo en algunos sitios en los festivales.

El Kanka en la gira “Donde caben 2 caben 3” (Sevilla)./ Fuente: Instagram oficial del artista.

Como tú dices tengo el cuerpo bastante hecho  a un número de gente que a lo mejor yo por mi cuenta no voy a meter nunca. Yo no sé si llegaré a vender 40.000 entradas en un concierto de El Kanka, supongo que no, pero si es verdad que para uno solo es distinto que no es ni mejor ni peor.

A mí los festivales me encantan, porque de repente de esas 40.000 personas imagínate que hay 10.000 que vienen a verme a mí, vienen al festival pero me conocen y hay un montón de gente que no me conoce de nada. Ahí hay un reto de intentar digamos de conquistar esos corazones y de intentar que esa gente se venga contigo y esté pendiente del bolo pese a que tú sabes cómo es el rollo de los festivales.

Está todo el mundo bebiendo y tienen muchas ganas de fiesta pero a lo mejor no tienen ganas de estar prestando atención a lo que está pasando en el escenario, pero eso está muy guay me gusta porque lo veo como un reto y también una oportunidad de llegarle a gente que a lo mejor de otra manera no le llegaríamos.

Si hay un tío ahí como por ejemplo Poncho K o el Canijo de Jerez, y de repente estoy yo y dicen “venga pues me quedo a ver al pamplina este” y de repente resulta que le gusta pues eso que nos llevamos pero claro el reto también es vender esas entradas de gente que solo viene a verme a mí sin ningún otro aliciente.

Es un reto muy complicado y a la misma vez es muy gratificante porque sí que cuentas que el 100% del público o el 90% del público se va a saber los temas ya está remando a favor, no tengo que convencerles, han estado en otro concierto y saben que va a estar guay.

El Kanka / Fuente: Instagram oficial del artista.

Entonces eso está muy chulo vamos los conciertos que he dado en Sevillla y en Valencia, los primeros de la gira, han sido demenciales la gente allí cantando como enfermos mentales. Ha sido muy bonito, un puñetazo muy guay.

TimeJust: ¿Cómo se plantea el espectáculo que presenta “Donde caben dos caben tres”?

K: Pues mira me lo he currado un montón, tengo el repertorio listo y nunca he hecho un repertorio con tanta antelación está listo desde hace medio año y no te engaño. Hace medio año dije vale estas son las 23 canciones van a conformar el show en orden y tal y como yo lo veo es así: vamos a hacer conciertos más gordos, sitios donde cabe más gente, y no quería hacer lo mismo que iba haciendo me refiero son mis canciones no hay más.

Hemos metido a un músico nuevo, queríamos hacer la banda un poquito más grande ya que estamos haciendo estos sitios queríamos meter un músico más pero no solo un músico sino que hemos ampliado el equipo, por ejemplo llevamos un diseño de luces, que le da un empaque visual al show que no tenía antes.

Parece una tontería pero cuando hay un tío ahí que se sabe el concierto, cuando tiene que encender y cuando tiene que apagar las luces y un diseño pensado para esas canciones pues el show visualmente ha pegado un estirón, se ha hecho mayor.

Hasta entonces estábamos presentando disco que estábamos sobre todo presentando las canciones de El arte de saltar y las más conocidas de discos anteriores, pero ahora lo hemos desbaratado todo y hemos dicho de meter dos temitas del EP nuevo que sacamos, que ese EP tenía tres temas nuevos, y pues hay dos temas de ese EP que sacamos que me parecía de obligado cumplimiento meterlo.

Luego hemos hecho un remix de los cuatro discos anteriores que creo que es coherente o sea intentando ser empático con la gente, con las que pensamos que son las preferidas del público más las que nosotros creemos que para la curvatura del espectáculo tiene sentido.

Le hemos dado muchas vueltas, después de componer creo que es lo que más me gusta es componer el show. Entonces hemos cogido ese repertorio y le hemos dado una vueltecita tú sabes que nosotros hacemos muchas pamplinas en el directo, pues hemos dicho de no repetir algunas y de hacer otras cosas.

La verdad es que hemos metido un montón de detallitos, hemos ensayado un montón y está muy currado porque creo que al final ahora viene mucha más gente a vernos y quizás por eso tenemos más responsabilidad y pensamos que teníamos que currárnoslo teniendo eso en cuenta.

El Kanka / Fuente: Instagram oficial del artista.

Ahora bien, yo creo que parte del rollo mío es la naturalidad a ver tampoco me quiero volver loco, y soy muy consciente de eso que el rollo mío es que entre canción y canción yo digo cualquier cosa y soy un poco bocachancla y eso me gusta un poquito creo que es parte del atractivo, no sé por qué pero creo que es parte del rollo. Hemos intentado mantener eso de que al final nosotros nos lo pasamos superguay y que rompemos mucho el rollo ese del artista.

Nosotros al final estamos ahí interactuando porque al final el concierto somos todos, la gente que estamos abajo y arriba. Creo que hay un rollo muy de colegueo que a pesar de que la cosa esté muy arriba y es tan grande que hay un punto que se va a romper seguro pero me gustaría que no se rompiera del todo y mantener un poquito ahí el rollo de “estamos en una moraga”. Eso no me gustaría perderlo nunca  y creo que se mantiene.

TJ: Tu música es un proyecto que ha empezado desde abajo tocando en pequeños bares para unas 100 personas más o menos. Ahora que ya ha empezado la gira, ¿piensas que esa esencia personal sigue estando en los conciertos?

K: Yo pienso que sí, a ver no va a ser igual incluso ya no va a ser por el número de personas, sino por todo, por ejemplo yo antes acababa un concierto y del escenario ponía un pie y me bajaba al suelo y no pasaba nada, venían dos o tres personas a hablar conmigo.

Pero si yo cojo ahora y hago eso con 100 personas y bajo del escenario de esas 100 personas a lo mejor 40 se quieren hacer una foto conmigo, no me preguntes por qué, nunca lo he entendido pero ocurre, la gente se quiere hacer una foto conmigo es un misterio para mi resoluble.

Pero sí, la concepción ha cambiado no por nada porque, por ejemplo, la que se pone mis canciones en su casa pues ya está, antes no pasaba eso. Yo acababa un concierto y no es solo que había menos gente sino que esa gente casi me estaba escuchando por primera vez en ese concierto, yo no tenía un disco mis canciones no estaban en Spotify.

Ahora ya tengo un montón de temas y la gente tiene una conexión conmigo que antes no tenía como “me quiero llevar un recuerdo como una foto” pasa eso. Entonces, sí hay algo que cambia y el número de gente también, antes podía atender a todo el mundo y hacerme una foto con todo el mundo y ahora mismo no puedo hacerme una foto con 3.000 personas ni con 100 después de un bolo.

Es verdad que eso ha cambiado pero yo lo intento en la medida de lo posible, yo que sé también porque a mí nunca me ha gustado el imaginario que se desenvuelve alrededor de un artista como esa cosa inalcanzable, nunca me he sentido cómodo con eso y entonces me gusta dejar claro eso, que yo puedo tirarme un pedo en el escenario porque soy una persona.

Me gusta jugar con eso es parte de la tontería que tenemos encima, pero ya te digo algo cambia aunque me gustaría que un germencito se mantuviera. Incluso que estuviera, ojalá, metiendo incluso más gente y que si sigue yéndome bien y creciendo el proyecto me gustaría que ese germen siguiera estando.

De hecho creo que eso forma parte de la personalidad del proyecto en general, afortunadamente, porque me parece algo bonito.

TJ: ¿De dónde viene “Donde caben dos caben tres”?

K: Ese nombre es muy bonito porque el rollo es que nosotros estábamos haciendo salas medianitas, el año pasado hicimos 80 o 90 conciertos, y hemos colgado “entradas agotadas” en el 70% de los bolos que es increíble, pero hay una parte negativa de eso y es que hay gente que se fuera.

Yo entiendo que hay gente que se queda más despistada o se espera hasta el último momento o lo que sea y es que no falla nunca, cuelgo el “entradas agotadas”  y tengo 100 personas escribiéndome “no me jodas, yo iba a ir desde no sé dónde con toda mi familia…” y a mí se me cae  el corazón al suelo porque a la gente le hace mucha ilusión y a la gente que le gusta mi música y la música de cualquiera.

El Kanka. / Fuente: fotografías cedidas por The Music Republic

Por eso que estamos agotando entradas en muchos lados y tiene esa parte negativa porque la gente se queda fuera y le hace mucha ilusión venir al bolo entonces esto es lo típico de “donde comen dos comen tres” que es muy andaluz tipo: mira no contaba contigo para comer, illo pero saco un plato y te aparto aquí.

Entonces el concepto era ese, como estos aforos son tan grandes, aquí cabéis todos.

TJ: Ahora que ya ha empezado la gira, ¿cómo la estás viviendo? ¿Está a la altura de tus expectativas?

K: Sí absolutamente, vamos ha empezado muy bien a ver me imagino que en algún bolo no irá tan bien. Ahora mismo no sé cómo van las entradas porque prefiero no estar muy pendiente de eso prefiero no mirarlo me pongo muy nervioso.

Pero ha empezado superbién Sevilla y Valencia inmejorables, además no solo porque ha ido muy bien la vente de entradas sino también porque cuando uno diseña un show también no sabes si lo que haces hará más gracia o nos estaremos pasando de tonterías, nos estaremos quedando cortos, seremos muy solemnes o habremos cogido un repertorio muy movido o muy tranquilo…

Siempre salen esas dudas y uno no sabe cómo va a responder la gente ante un espectáculo nuevo y es la sensación que a mí me ha dado o lo que yo he leído por redes y bueno también la vibración del concierto que más o menos uno lo ve es superbuena.

No es solo porque haya ido bien la venta de entradas de los dos conciertos, bueno de los tres primeros que en Sevilla doblamos, sino porque sobre todo que yo creo que es lo más importante, que la gente ha visto una cosa muy 2.0 o 3.0 de El Kanka.

Creo que ha visto un show más potente a nivel visual con un músico más y un montón de detallitos. Creo que el concierto se hace más ameno porque tiene un montón de cositas que yo soy un loco de la vida y eso me gusta, que no se quede la cosa en las canciones y ya está porque al final las canciones están en todos lados gratis encima.

Te metes en Youtube y las escuchas, entonces creo que en un concierto tienes que aportar cosas y la gente ha respondido superguay escribiendo por ahí. De hecho me hizo mucha ilusión porque hicimos un ensayo en Murcia con público y vino un tío, que es fan, pero ha venido a tantos conciertos que ya lo conozco o sea que lo vi y dije “yo te conozco a ti”.

Pues dijo que fue el mejor concierto que había visto y pensé que era la opinión de un experto porque ha visto tantos conciertos. Además que lo ve desde fuera, porque nosotros estamos dentro y un concierto es como un hijo, lo vemos bonito, pero un tío de fuera que lleva varios año siguiéndome y que me ha visto en un montón de ciudades distintas, me dijo “tío el mejor bolo tuyo”, entonces pienso que vamos bien.

TJ: ¿Cómo le describirías la gira a alguien que todavía no ha ido a ningún concierto tuyo y este fuese el primero?

K: Creo que lo más importante es que el concierto es muy divertido, lo que pasa es que te tienen que gustar las canciones porque si te gusta el rock entonces un concierto mío a lo mejor te aburre, pero si eres abierto y te gustan todos los tipos de música o incluso que te gustan los cantautores yo creo que es un concierto muy divertido.

Porque ya te digo, eso nosotros nos lo curramos un montón y creo que una persona que venga que le guste un poco este tipo de música creo que una persona puede venir sin saberse nada y el show está diseñado un poco para precisamente eso que sea una fiesta y que la gente cante en algunos momentos.

Hay muchos detallitos para que no sea aburrido y va cambiando el concierto todo el rato, creo yo al menos esa es nuestra intención. Yo pienso que una persona puede venir de la nada y pasárselo guay que al final eso es de lo que se trata al final los conciertos tienen que ser como una fiesta.

TJ: ¿Es posible que haya colaboraciones en la gira?

K: Si te soy sincero yo no lo descarto, pero tengo tanto follón que no me he puesto todavía a llamar a nadie, de momento no ha habido ni en Sevilla ni en Valencia y no sé, igual sí pero se me tiene que ocurrir.

Claro que ahora es más difícil por el concierto está muy pensado, muy ensayado y no quiero tampoco meter en el marrón a alguien gratuitamente, pero sí que me gustaría. Me daría pena terminar la gira y que no haya tenido ningún invitado en ningún bolo.

Te lo juro es que me lo preguntaron los otros días también y no he llamado a nadie, entonces de momento no. Y encima son fines de semana y es lo que tiene que mis compañeros también trabajan los fines de semana, pero espero que sí que al menos en dos o tres conciertos aparezca alguna sorpresita, a ver si me pongo las pilas.

TJ: El 12 de octubre te tenemos jugando en casa, ¿cómo esperas al público malaguita que te ha visto desde tus inicios?

K: A mí es que me encanta venir a Málaga, a mí venir aquí ya me pone feliz para empezar, porque esta ciudad es lo mejor que existe y yo que he estado dando vueltas por el mundo me he dado cuenta de ello. Entonces a mí me encanta venir aquí y su gente, tengo todavía muchos amigos míos de la infancia y a mi familia. Vengo aquí y soy feliz.

Pero a mí me encanta venir, incluso si es para hacer un recado, para comprar una botella de vino dulce. Los conciertos están muy guais porque claro, no solo mis amigos y mi familia están allí, sino que también hay un montón de gente de cuando tocaba en Málaga en la tetería El Harén.

Hay amigos de amigos que venían a verme a los bolos cuando éramos 30 personas y que se engancharon con mi película en aquellos entonces y siguen viniendo y es un montón de gente.

Es muy sentimental, no solo de mis amigos y de mi familia que, evidentemente, mi padre estará allí y se emocionará pero está el rollo del público de siempre desde los inicios y esa gente son como mis colegas.

Algunos a lo mejor no les pongo ni cara pero son como mis colegas y está esa energía de que me han visto crecer y esa energía se genera siempre en Málaga.

Además hay una cosa un poco especial que Jesús, un clarinetista de aquí de Málaga, fue el primer tío con el que me subí a un escenario en mi vida de hecho yo empecé aquí como doctor de sastre, lo llamábamos así y éramos los dos.

Le he invitado, se va a tocar unos temitas en el concierto que me hace muchísima ilusión porque hace años que no toco con él y a parte va a estar el resto de la banda. Yo creo que va a ser un concierto superemotivo.

Tengo un montón de ganas, concretamente de ese, obviamente porque es mi tierra pero no solo eso sino que hay algo especial como una cosa sentimental en el público y es muy bonito.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.