Inicio Actualidad San Sebastián 2019: ‘Light of my Life’, correcto debut de Casey Affleck

San Sebastián 2019: ‘Light of my Life’, correcto debut de Casey Affleck

0
Cartel del Festival / Fuente: Festival de San Sebastián

Como parte del premio Donostia a Donald Sutherland, se proyectó ‘The Burnt Orange Heressy‘. También pudimos ver ‘Light of my life‘, dirigida y protagonizada por Casey Affleck.

‘The Burnt Orange Heressy’ (traducido en España como ‘Una Obra Maestra‘, es la última película del italiano Giuseppe Capotondi (director principalmente de series, como ‘Suburra‘, o ‘Endeavour‘). El largometraje se proyectó en el Festival como parte del Premio Donostia que se le entregó a Donald Sutherland (quien tiene un papel en la cinta).

En ‘The Burnt Orange Heressy‘ seguimos a James Figueras (Claes Bang), un popular crítico de arte que, después de reunirse con Joseph Cassidy (Mick Jagger), tiene la oportunidad de entrevistar a uno de los artistas más populares del momento, Jerome Debney (Donald Sutherland). Después del encuentro, surgirán una serie de problemas que Figueras resolverá casi siempre mal, acompañado de Berenice (Elizabeth Debicki), una mujer a la que acaba de conocer y en quien no termina de confiar.

Copyright: Festival de San Sebastián.

Los primeros dos tercios de la película son bastante interesantes: Debicki convence como la sensual y misteriosa acompañante de Figueras; las reflexiones sobre el arte y sobre ver a los críticos como artistas frustrados son interesantes; Sutherland está excelente como ese artista auto-condenado al olvido; sin embargo, en la última media hora la película toma un giro hacia el thriller, y se encadenan situaciones apresuradas, incomprensibles, que terminan lastrando el bagaje de una obra, hasta entonces, competente. La sensación final es agridulce, puesto que lo mostrado durante la primera hora y el reparto invitaban a pensar que el resultado podría haber sido mejor.

‘Light of my life’ es la propuesta de Casey Affleck (hermano del, también actor y director, Ben Affleck) para la Sección Oficial. El pequeño de los Affleck presenta aquí el que es su segundo largometraje después del polémico ‘I’m Still Here’, que rodó con Joaquin Phoenix, pero que no era tanto una película como un documental. Este es, por tanto, el primer acercamiento de Casey a la dirección de una película convencional.

Affleck nos ubica en un futuro distópico (nada extremadamente novedoso), en el que todas las mujeres han muerto por una enfermedad. El mundo ha colapsado, prima la ley del más fuerte, y las pocas mujeres que quedan vivas son encerradas en búnkeres para concebir y ‘repoblar’ el planeta. El personaje de Casey Affleck, vive en este mundo con su hija (Anna Pniowsky), una niña que por algún motivo es inmune al brote. Consciente de lo que supondría que la gente lo descubriera, le corta el pelo, le enseña a comportarse como un chico y a esconder en la medida de lo posible su identidad.

Copyright: Festival de San Sebastián.

Esta premisa, que nos muestra la relación padre-hija en un futuro distópico no se aleja de la que nos presentaba la excelente ‘The Road’ (John Hillcoat, 2009), o incluso la del genial videojuego de Naughty Dog, ‘The Last of Us’ (cuya secuela, por cierto, ya tiene fecha de salida). Affleck lo sabe, y por eso utiliza esta situación como mero contexto para desarrollar el punto fuerte de la película, la relación entre el padre y la hija. La niña, que aún es una cría, tiene preguntas, dudas sobre el mundo en el que vive y sobre su propio cuerpo, y son los momentos en los que ambos conversan los más poderosos de la película.

‘Light of my life’ es un viaje lento, íntimo, centrado más en las pequeñas conversaciones y en los detalles que en afrontar el fin del mundo, y las secuencias de acción, que son intensas, no son ni muy numerosas ni excesivamente largas. Teniendo en cuenta que ‘I’m Still Here’ no era una película como tal, se trata de un excelente debut como director para Casey Affleck.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.