Connect with us

Actualidad

Presta atención si utilizas un enjuague con clorhexidina, tu salud está en juego

La salud bucal es sumamente importante, por lo que cualquier elemento que sea implementado en el área deberá ser revisado exhaustivamente y recomendado por el odontólogo. Emplear un producto sin su supervisión puede exponer al paciente a situaciones adversas que terminarán perjudicando su salud a mediano o largo plazo.

¿Qué es la clorhexidina?

La clorhexidina es un principio activo que presenta propiedades antisépticas. Es antibacteriana y fungicida que actúa sobre las bacterias gram positivas, negativas y anaerobias, que se encuentran en las superficies de la boca y aerobias, por lo que es considerado un agente antimicrobiano de amplio espectro. En esta web puedes tener más información al respecto.

Principalmente, se emplea la clorhexidina para desinfectar el área bucal además de prevenir ciertas infecciones de la superficie de la piel, como heridas, y también en la mucosa. En el campo odontológico su uso refiere a las aftas que se encuentran en la boca, como así también ciertas lesiones e infecciones.

Sin embargo, es importante destacar que sus propiedades varían de acuerdo a las concentraciones de principio activo que se empleen. Su efectividad es superior en casos que se encuentra frente a otros agentes químicos, como puede ser el CPC, los aceites esenciales o el peróxido de hidrógeno.

Recomendaciones para el uso de enjuagues con clorhexidina

La clorhexidina es uno de los enjuagues bucales más prescriptos por odontólogos de manera diaria. Además, es sumamente fácil adquirir un colutorio con clorhexidina en cualquier farmacia debido a que es un producto de venta libre. Incluso, se pueden encontrar variedad de los mismos en los supermercados.

A pesar que se desconoce las consecuencias del uso indiscriminado de la clorhexidina es fundamental aclarar que un producto que debe emplear solamente en momentos puntuales y solamente cuando el profesional lo indica.

Si bien la clorhexidina puede ser uno de los mejores agentes antibacterianos que existe en el mercado para el control de las bacterias su uso debe ser siempre prudencial. Además, es uno de los productos que pueden ser empleados como coadyuvante para tratamientos de gingivitis, aftas, infecciones orales de diversos orígenes y luego de haberse efectuado una cirugía o extracción dental.

Consecuencias del mal empleo de la clorhexidina

La clorhexidina es un producto seguro siempre y cuando sea empleado de la manera en que indica el profesional. Siempre es fundamental respetar los plazos y los modos de emplearla para preservar la salud bucal y evitar cualquier clase de consecuencias adversas.

Puntualmente, es importante destacar que siempre se deberá respetar un plazo que no supere los 15 días. Sin embargo, cuando no se respetan las indicaciones puede ocasionar las siguientes consecuencias:

Desajuste en las comunidades del biofilm de la boca. Dentro de la mucosa bucal existen bacterias que son beneficiosas y otras no tanto, pero que pueden convivir en perfecto equilibrio. Cuando hay un desequilibrio de las mismas puede aparecer una patología que hará que el paciente deba realizar una consulta inmediata.

Manchas en los dientes. Una de las consecuencias negativas del uso excesivo de la clorhexidina es la aparición de manchas blanquecinas en la superficie de los dientes. Esto ocurre cuando su uso excede los 15 días recomendados. No obstante, en la mayoría de los casos son reversibles.

Su uso excesivo puede llegar a quemar las papilas gustativas y alterar el sentido del gusto.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Actualidad

A %d blogueros les gusta esto: