Connect with us

Actualidad

Ir a la playa: una odisea en tiempos de coronavirus

Published

on

Playa del Postiguet (Alicante, España) | TimeJust

El Ministerio de Sanidad ha publicado este domingo un documento con recomendaciones para la apertura de playas y zonas de baño en el que se pide extremar la medidas de distanciamiento social y la higiene.

A finales de los años 80, Los Refrescos ya hablaron en su Aquí no hay playa, del problema que sobrevenía a los ciudadanos de la ciudad, concretamente de Madrid, al llegar el verano y no tener playa.  ¡Vaya, vaya! exclamaban estos representantes de la movida madrileña. 

Una situación que el coronavirus ha dado la vuelta en este verano de 2020 de pandemia que asola al mundo entre alertas y recomendaciones sanitarias que dibujan en las costas imágenes insólitas de bañistas a metro y medio de distancia y sin lugares recreativos donde hasta ahora las palas de madera y las pelotas de goma eran quienes reinaban. En el texto, difundido por el Ministerio de Sanidad este domingo, se alerta de los riesgos asociados a la COVID-19 que entrañas las playas por estar, dicen, “relacionados con la interacción entre personas”.  

Sanidad alerta de la falta de información científica sobre la supervivencia del virus en el agua salada y en la arena aunque sí que pone de relieve la carga salina del agua y las altas temperaturas que cada año registran las costas españolas como métodos de combate eficaz contra agentes patógenos como el coronavirus.

Pese a ello, el ministerio desaconseja el baño y los usos recreativos de aguas estancas de pozas, remansos y cauces de agua con escaso caudal.

Sombrillas a cuatro metros de distancia 

Allí donde se prevea una gran afluencia de personas, apunta Sanidad, se recomienda limitar el aforo a las zonas de baño y la puesta en marcha de políticas de comunicación sobre los correctos hábitos de higiene a mantener durante el verano para evitar la propagación de la COVID-19.  

Mientras tanto, la arena, asegura el organismo público, sí que puede ser un buen elemento de lucha contra el virus ya que la sal del agua del mar, la radiación ultravioleta y la alta temperatura pueden ayudar a desactivar a los patógenos. 

Pese a ello, se recuerda la necesidad de mantener la distancia de seguridad de dos metros, como mínimo, entre tumbonas y sombrillas que, en este caso, deberán guardar una separación de, al menos, cuatro metros. 

Deporte en la calle y reuniones en casa 

Para las personas que realicen paseos en la orilla, Sanidad pide que se respeten las medidas de distanciamiento social si bien recomienda no realizar deportes colectivos en los recintos playeros.  

Además, se avisa de que las reuniones permitidas no deberán superar el aforo de 15 personas o de miembros de una misma familia o que no convivan en el mismo domicilio, en otras palabras, Sanidad pide que las reuniones se mantengan como hasta ahora, en la intimidad de los hogares o en la publicidad de alguna terraza, pero siempre con las medidas de separación pertinentes para evitar una multiplicación de contagios. 

Destinos libres de virus

Lo apuntaba en su comparecencia de este sábado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando hablaba de la apertura del país al turismo a partir del mes de julio: “Queremos tener orígenes y destinos seguros, libres de coronavirus”.

Para conseguirlo, Sanidad marca en su guía una serie de pautas para mantener la limpieza y desinfección en las zonas comunes y lugares de trabajo.  Recuerda el ministerio que la limpieza de la arena y la retirada de los residuos deberá ser diaria, si bien determina como “no aconsejable” llevar a cabo una desinfección de las arenas de las playas. 

Los chiringuitos y los puestos de salvamento de la Cruz Roja deberán ventilar, limpiar y desinfectar los espacios cerrados acorde a la normativa aprobada por el Consejo de Ministros.  

Una medida que no es extrapolable a las duchas, lavaréis o pasarelas, zonas comunes y de tránsito que pide Sanidad que se desinfecten cada día como medida para evitar la propagación del virus.

El Gobierno obligará a cada playa a disponer de un protocolo de limpieza y desinfección que los bañistas y operarios, dice el texto, podrán poner en ejercicio.  El Ministerio también pone la lupa en el papel que jugarán los Ayuntamientos en la seguridad sanitaria de sus playas instándolos a actualizar o, en su defecto, elaborar un protocolo de medidas de prevención en materia de riesgos laborales asociados al coronavirus.

Un verano de 2020 atípico para los mayoría de los ciudadanos que en sus visitas a la playa volverán exclamar aquello del ¡vaya, vaya! de Los Refrescos, aunque no por los mismos motivos que en su día lo hicieron Bernárdez, Pardini, Bul y Sobórnez.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: