Inicio Actualidad Cuidado con la finca de boda que eliges para tu celebración

Cuidado con la finca de boda que eliges para tu celebración

0

Crecen las fincas ilegales de bodas en España sin ningún tipo de licencia para albergar estos eventos. 

Años y años soñando con uno de los momentos más especiales de nuestra vida. Unos se imaginan una boda sencilla con la familia y nada más, otros nos imaginamos una boda en la playa en la que no falten también los amigos o en la montaña con el mar de fondo. Una boda, es ese momento especial que muchos sueñan, ese momento especial de fiesta que da paso a una familia unida.

Preparar un evento tan especial como es una boda conlleva muchas horas de trabajo. Dependiendo los recursos económicos que disponemos, pedimos ayuda a una empresa encargada de organizarnos todos los detalles que deseamos acudiendo a las empresas especialistas en estos servicios o directamente, somos nosotros mismos los que nos encargamos de ello. El problema que nos encontramos al buscar un lugar, son las licencias. Cada vez hay más fincas de boda bajo sospecha, elegir un lugar de boda sin licencia para esta actividad nos puede suponer que cuando llegue nuestro día esperado no podamos celebrarla tras todo el dinero desembolsado en ella.

Madrid, es una de las ciudades que tiene más bodas organizadas en fincas totalmente ilegales. Pese a los avisos de parte de las instituciones públicas, estás siguen albergando bodas. Todo aquel establecimiento que desee poder organizar este de ceremonias tan especiales, deberá disponer la licencia de actividad para eventos y en ningún caso, estar en una zona rústica protegida por que quedará terminantemente prohibida su actividad. La mayoría, intentan excluirse del asunto afirmando que ellos no se dedican a la hostelería sino que únicamente ceden el lugar a las parejas de novios que se casaran.

Observar como fincas de boda trabajan sin licencia no gusta a nadie y menos a todos aquellos hosteleros que al día pagana estas licencias y los respectivos impuestos para poder albergar estos eventos. Una finca sin tener ningún tipo de licencia, supone que en ningún momento compruebe ninguna inspección los parámetros de higiene y seguridad alimenticia que marca la Ley nacional, tampoco que se revise la instalación contra los incendios o evacuaciones en caso de peligros de diferentes índoles.

Las fincas ilegales de bodas, también generan problemas en el medio ambiente. Una gran mayoría, se encuentran en lugares prohibidos de aglomeraciones de personas por la contaminación que estas generan tanto lumínica como acústica. Sin olvidarnos, que las personas que trabajan, normalmente no tienen ningún tipo de contrato laboral ni se encuentran dados de alta en la Seguridad Social. Siempre es recomendable pedir a los dueños de las fincas donde queramos realizar nuestra boda la licencia y cuanta más información mejor.

Preparar una boda durante más de un año para que todo salga perfecto y poder quedarnos sin ella no lo desea nadie. Y menos todavía, que el organizarla en un lugar sin absolutamente ninguna licencia, pueda ocasionar un problema judicial a los que se casan. Empresas como FEIDE, luchan diariamente contra estos casos de fincas ilegales y asesoran a los que desean una licencia en su tramitación. Una licencia, totalmente legal y que cumpla lo establecido en la ley española. Además de asesorar, ofrecen presupuestos totalmente sin compromiso para su contratación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.